Nando, un asturiano que tiene también como único límite el cielo

Hoy en la sección de firma invitada, os quiero presentar a Yumbacumba, apodo de twitter por el que lo conozco, y otra de esas personas a las cuales la web ha acercado a mi vida y con la cual, a pesar de la distancia y de que no hemos tenido la oportunidad de conocernos personalmente, mantengo contacto desde hace un tiempo.
Su nombre es Nando, y nació hace 27 años en Gijón (Asturias). A pesar de que el portero siempre fue su principal enemigo en el terreno de juego, porque anteriormente jugaba de delantero, son varias las temporadas que lleva ya dedicándose al entrenamiento especifico del portero.
Tal y como dice, “Si hay ex-porteros dirigiendo equipos con éxito ¿Porqué no puede un jugador ser entrenador de porteros?” Y le doy toda la razón. A pesar de que el haber jugado en la demarcación ayuda, el ser entrenador de porteros no tiene porque ser una especie de “coto” cerrado para únicamente aquellos que hemos tenido la oportunidad de estar bajo los palos. Actualmente entrena en dos clubs de su ciudad, el TSK Roces y el Manuel Rubio, y lo hace de lunes a jueves.
Los lunes y los miércoles entrena en las instalaciones del TSK Roces (a 10 min a pie de su casa) con un horario de las 17:00 a las 19:00 de la tarde. Los martes se coge la bicicleta y de las 18:00 a las 20:30 horas de la tarde entrena a los poteros del C.D. Manuel Rubio y por último los jueves tiene “doble sesión”.
De 17:00 a las 18:00 horas de la tarde lo hace en el campo “Covadonga” (TSK Roces) y tras 10 minutos de pedales llega al C.D. Manuel Rubio para entrenar allí desde las 18:15 a 20:30. ¡No para! ¿Los fines de semana? Una auténtica locura. Le es imposible acudir a todos sus partidos, pues entrena a porteros que participan en casi 20 equipos, por lo que trata de verlos “poco a poco” e interesarse durante los entrenamientos de la semana de como les ha ido.
Conoció la web por casualidad. Una mañana, buscando información acerca del entrenamiento del portero de fútbol encontró mi libro, “Manual Técnico de Portero de Fútbol”, y tras leer varias sinopsis pensó que comprarlo sería una buena inversión. A los 2 días ya lo tenía en sus manos y tras darle un vistazo rápido quiso saber más acerca de su autor y tecleando mi nombre y mis apellidos en el buscador de google dio con la web.
Describe aquellos momentos así: “Con ella se abría una ventana de aire fresco, una ilusión renovada en cada visita. Me faltaban horas para dar cabida a todo lo que veía. Era automático, llegaba a casa y directo al ordenador”. El tiempo nos ha ido acercando y poco a poco hemos ido teniendo más contacto, llegando incluso a charlar a través del Skype en alguna que otra ocasión.
Hace un tiempo mediante un email me decía así: “Si hay algo que merezca mas la pena que los contenidos de la web, eres tú. Con las primeras líneas de tu libro me di cuenta que eres una de esas personas que merecen la pena, con tus notas personales, la cercanía que trasmites y tus ganas de ayudar, no dejan opción a la duda. Te doy las gracias por poner al alcance de todos nosotros tu trabajo, tu vida y por mantener viva una ilusión”.
Desde aquí decirte que agradezco tus palabras de todo corazón y que espero que puedas seguir disfrutando del mundo de la portería durante mucho tiempo con todos esos chavales por los que tanto te sacrificas. Y sobre todo, que algún día, como me ha ocurrido a mí, obtengas tu recompensa con ello.
No me cabe la menor duda de que con tu esfuerzo, estas generando las suficientes posibilidades para que se genere ese pelín de suerte que hace falta en la vida para conseguir un sueño. Cómo dice una canción: “Hay amor en todas partes y en cada rincón del mundo”. La frase para la noche del día de hoy: “Vive tu vida, que al final, nadie morirá por ti” Vía Sara Duarte.

Comments are closed.