“La montaña sagrada de los Masai” Por Itxaso Tellería Mugarra

“¿Ves esa montaña de ahí? Es un volcán activo, tiene muchísimo significado para nosotros los massai; se trata de  un monte sagrado”  mis ojos más abiertos no pueden estar ante las palabras de Amani, el único massai de la comunidad que habla inglés. Sabe que me interesa lo que está contando, así que prosigue: “cuando entra en erupción el pueblo massai cree que Dios está enfadado e intentando calmarlo se acercan a las faldas del monte y le hacen ofrendas”.
Silencia sus palabras. Espero un tiempo para ver si tiene intención de retomar la conversación. No lo hace y mi curiosidad termina por vencer el pulso a la paciencia. “¿Sacrificios?” me sale. “Efectivamente. Normalmente cabras, siempre vírgenes. Han de tener un solo color, nada de manchas ni rayas.
Esas son las cabras que son puras”. Se detiene nuevamente, lo interrogo descaradamente con la mirada. “Cuando el humo que emana del animal se junta con el humo del volcán, entendemos que Dios está tomando la ofrenda, la está aceptando, la está consumiendo”.
No puedo dejar de mirar a la montaña, adormilada en un sueño profundo, calma, inerte. Intento pensar en ella, en la naturaleza, en el cosmos, como un massai lo haría. Como algo que palpita, activo, con vida, con sentimientos, con estados de ánimo. Me tomo unos minutos. Me sorprendo en una tesitura que no se si definirla como demencia-momentánea o lucidez-extraordinaria.
Me siento bien, respetando lo que veo, preocupándome, dedicándole tiempo, cuestionándome cosas, no dando por hecho. Tengo el presentimiento de que me queda mucho por aprender de estas gentes de cabezas rapadas que a diario surcan frescos prados con sus vaporosas telas al vuelo…
Itxaso Tellería Mugarra

Comments are closed.