Por fin en mi hogar dulce hogar de Melrose Arch en Johannesburgo

Tras una semana “secuestrado” por el equipo que reza con el eslogan de “El Cielo es el Límite” el goalkeeper coach de Sundowns  ha vuelto a su dulce hogar de Melrose Arch. Nada como volver a casa, a mi espacio, la que es mi casa desde hace algo más de dos años pues mi primer año en Sudáfrica, a pesar de vivir también en el mismo complejo de apartamentos, vivía en uno diferente.
Hoy volveré a disfrutar de nuevo de mi cama y como no de mi alfombra, lugar en el cual paso largas horas tumbado viendo todas esas películas que mi hermano Unatx descarga de internet para mí. Tras la vuelta del stage de Polokwane el grueso del equipo disfrutará de un día libre y no volverá a los entrenamientos hasta el martes. Y digo grueso del equipo porque los internacionales que se han incorporado tarde entrenarán y no tendrán día de descanso.
¿Conclusión? Pues que no me apunto al día libre pues Wayne Sandilands, Denis Onyango y Kennedy Mweene tampoco lo tienen. ¡Otra vez será! En estos momentos acumulamos 2 semanas enteras de trabajo en las cuales los dos únicos días en los cuales no hemos entrenado han sido los dos domingos empleados para realizar los viajes de ida y vuelta de nuestro stage de Polokwane.
La frase para la noche del día de hoy: “La oportunidad no solo requiere ser identificada y aprovechada sino a veces incluso creada”. Desde mi hogar dulce hogar de Melrose Arch como siempre con amor mucho amor Jon Pascua Ibarrola, también conocido como el goalkeeper coach de Sundowns.
Foto: La cama en la cual dormiré a pierna suelta esta noche. Aunque no por mucho tiempo pues la sesión de entrenamiento de mañana esta programada para las 09:30 de la mañana. Si a esto le unimos que me gusta estar en el club sobre las 08:00 horas pues os podéis hacer una idea.

Comments are closed.