Disfrutando de mis últimos días en Johannesburgo antes volver a partir

En tan solo tres días daré de nuevo fin a una nueva breve estancia en Johannesburo, y como no en mi hogar dulce hogar de Melrose Arch, para volver a partir hacia otro lugar. Llegué de mis vacaciones el 23 de junio, marché a Polokwane el 30 de ese mismo mes, volví de allí el domingo pasado día 7 de julio y este sábado día 13 vuelvo a marchar.
¿Dónde? Mañana os lo cuento porque seguro que será una interesante aventura de nada menos que de 12 días pues la vuelta esta prevista para el jueves 25 de julio, día en el que casualmente cumpliré 41 años.
Finalizada la sesión de entrenamiento de hoy, en la que por cierto, he dado comienzo a un cambio de planes en cuanto a su organización. Intentaré poneros al corriente a lo largo de la semana para que observéis mi manera de gestionar el tiempo y las razones que me llevan a hacerlo.
Hoy he vuelto a dividir de nuevo a mi particular “Ejército de las Tinieblas” en 2 grupos en cuanto a la gestión de las cargas y contenidos. Como el equipo tenía la necesidad de utilizar 3 porteros para las tareas integradas y yo disponía de 4 (os recuerdo que Wayne Sandilands ha marchado ya con la selección), han estado trabajando en “rotación”, mientras yo siempre permanecía haciendo específico con alguno de ellos.
Contenidos de fuerza explosiva (pasos de vallas) y blocajes con caídas para Thela Ngobeni y Glen Verbauwhede, y desplazamientos y blocajes con caídas para Denis Onyango y Kennedy Mweene, que ya trabajaron la fuerza ayer. He tenido que trabajar en un espacio muy reducido, detrás de una de las porterías del campo de abajo (campo 2), pues el campo 1 y mi espacio anexo están siendo resembrados.
Hoy no he podido más que hacer bueno el proverbio holandés de “No puede impedirse el viento, pero pueden construirse molinos” ¿La dejamos como la frase para la tarde del día de hoy? ¿Si? Pues nada, adjudicada. Tal y como vengo a decir con el proverbio, al menos he salvado el día y la parte específica ha tenido calidad, aunque no he podido realizarla utilizando el espacio que me hubiera gustado.
Mañana volvemos a la doble sesión, trabajo de campo por la mañana y gimnasio por la tarde. Dicho de otra manera “tetris” por la mañana y relax por la tarde. Desde una cafetería del centro comercial de Nelson Mandela Square (dándome un “homenaje” como siempre con amor mucho amor Jon Pascua Ibarrola, también conocido como el goalkeeper coach de Sundowns.
Foto: Con el chófer del autobús (a mi derecha) y mi tocayo John (a mi izquierda) el pasado domingo, antes de iniciar el trayecto de vuelta entre Polokwane y Johannesburgo.

Comments are closed.