Interesante visita al Cableway de Hartbeespoort Dam en Magaliesberg

Dando fin al segundo y último día libre antes de volver a los entrenamientos en nuestras instalaciones de Chloorkop mañana domingo a las 09:30 horas de la mañana. Día el de hoy, que he aprovechado para visitar el Cableway de Hartbeespoort Dam en Magaliesberg, a las afueras de  Johannesburgo y a unos 80 kilómetros de mi hogar dulce hogar de Melrose Arch.
A través de un teleférico y en aproximadamente 5 minutos, he tenido la posibilidad de ascender hasta el alto de una montaña desde la cual he podido disfrutar de una vista panorámicas de la preciosa Magaliesberg y sus alrededores realmente espectacular, bajo un sol y una temperatura que han hecho que disfrutara aún más de la experiencia.
Una atracción turística que no había tenido la oportunidad de conocer hasta ahora y en la cual se puede disfrutar también de los habituales deportes de aventura. Para esto último hacia falta hacer reserva así que no me ha quedado más remedio que posponerlo para la próxima ocasión.
No tengo ninguna duda de que volveré a Hartbeespoort para disfrutar de esas otras atracciones que ofrece este lugar, sobre todo de su “tirolina”. No sería la primera vez que disfruto de este tipo de actividades, tal y como hice cuando salté desde las “Orlando Towers” de Soweto. Os adjunto el enlace para los que no tuvisteis la oportunidad de verlo:
Ya en mi hogar dulce hogar de Melrose Arch dando el día por finalizado y pensando en la sesión de entrenamiento de mañana por la mañana. ¿El menú? Pruebas físicas, que para el goalkeeper coach de Sundowns serán como un día de descanso pues tan solo participaré como actor secundario ayudando a nuestros dos preparadores físicos en lo que haga falta.
¿La frase para la tarde noche del día de hoy? “La genialidad es la habilidad de reducir lo complicado a lo simple” (Kurt Wilhelm Marek). Desde Johannesburgo como siempre con amor mucho amor Jon Pascua Ibarrola, también conocido como el goalkeeper coach de Sundowns.
Foto: Tras subir en el teleférico, en lo alto de la montaña, con la vista panorámica de la preciosa Magaliesberg a mi espalda. Todo un lujo poder disfrutar de un lugar y un entorno realmente espectaculares. The Sky is The Limit!

Comments are closed.