Como dice el famoso refrán; “Cuando no hay más, contigo Tomás”. Hay veces que no queda otra y a menudo tenemos que simplificar las cosas a la “máxima exponencia”, aunque no por esto dejamos de hacer el trabajo. A continuación os muestro una sesión de fuerza explosiva realizada el jueves 18 de julio pasado durante nuestro stage de pretemporada en la República de Ghana.
Tras disputar la tarde del miércoles 17 un partido amistoso en el “Accra Sport Stadium” de Accra frente al Hearts of Oak (1-1) bajo una “solana”, calor y humedad de las que hacen época, la mañana del jueves 18 nos desplazamos hasta un humilde colegio situado en un suburbio de la ciudad para celebrar la festividad del “Día de Mandela”.
De nuevo bajo un calor axfisiante, tuvimos la oportunidad de disfrutar y de conocer de cerca, prácticamente toda la gama de cánticos y bailes tradicionales de la región. Tras estar toda la mañana bajo la “solana”, por la tarde, a eso de las 16:30 horas, realizábamos una nueva sesión de entrenamiento en el mismo escenario del partido de la tarde del día anterior, el “Accra Sport Stadium”. ¿El menú? Fuerza explosiva.
Comencé la sesión con un “I am sorry” (Yo lo siento) pero “trabajo es trabajo” y a pesar de que el equipo realizaba una sesión regenerativa mi “Ejército de las Tinieblas” tuvo que pasar por el aro. Ni si quiera Kennedy Mweene, que había jugado todo el partido la tarde anterior, se libro de la tarea.
Sin apenas material, pues nos desplazamos con lo básico cada vez que viajamos en avión a otros países del continente africano, salvé el día con unos simples “conos” y unas vallas pequeñas (las únicas que viajan con nosotros en los desplazamientos). Jugando partidos cada 2 o 3 días prácticamente no tenemos tiempo ni para entrenar y lo único que me suele preocupar en estas situaciones es no perder los “niveles” de fuerza que tengo conseguidos durante las semanas previas. ¿Para todo lo demás? Mastercard.
Dejo las flores, el sonido de los violines, las arpas, las sirenas y el romanticismo para mejores ocasiones, y me dedico a ser práctico y lograr el objetivo. Sin  más os dejo con el vídeo de la sesión, la que hace referencia al famoso refrán de “Cuando no hay más, contigo Tomás”.
¿La frase para la mañana del día de hoy? “Los placeres sencillos son el último refugio de los hombres complicados” (Oscar Wilde). Por cierto, los porteros que aparecen en el vídeo son Denis Onyango, Kennedy Mweene y Glenn Verbauwhede. Wayne Sandilands se encontraba jugando la Cosafa Cup con Sudáfrica y Thela Ngobeni no viajo y se quedó en Chloorkop con un grupo de jugadores.

Comments are closed.