Tras un final de partido de auténtico infarto Sundowns 2 Bidvest Wits 1

Con un final “no apto para cardíacos”, en el cual estuvimos defendiendo el resultado como “gato panza arriba”, el equipo que reza con el eslogan de “El Cielo es el Límite” se impuso al Bidvest Wits University por 2 goles a 1. Nos adelantamos en el 14 por mediación de nuestro central holandés Alje Schut tras rematar de cabeza a la salida de un corner botado por Dove Wome.
Poco nos duró la alegría porque en el 22 nos empataron el partido tras una gran parada de Kennedy Mweene que no encontró ayuda defensiva en la segunda acción. En la segunda mitad perdonamos y perdonamos hasta que Khama Billiat consigue ponernos por delante en el 59.
Seguíamos perdonando con las ocasiones que generábamos en las contras a la vez que manteníamos a nuestro portero Kennedy Mweene muy ocupado, el cual hoy nos ha echado realmente una mano. En el mismísimo minuto 90 la tuvimos para “matar” el partido con un balón en la misma raya de gol que no fuimos capaces de empujar a la red.
A partir de ahí, 5 minutos de descuento en los cuales me he quedado sin uñas. ¡Un auténtico sin vivir! 5 minutos de “Si lo se no vengo”. ¿Lo importante? 3 puntos y para casa. A la espera del resto de partidos de la jornada seguimos en cabeza y con un partido menos. Buen partido de Kennedy Mweene que ha tenido también bastante trabajo. ¿El próximo partido? El domingo día 7 de octubre.
Algo más de dos semanas en las cuales voy a introducir contenidos y cargas de verdad y en las cuales mi particular “Ejército” va a trabajar de lo lindo ¿La frase para la noche de hoy? “Si quieres conocer a una persona, no le preguntes lo que piensa sino lo que ama“ (San Agustín).
Como dice la canción; “Dando gracias a la vida, que me ha dado tanto” Desde algún lugar de la carretera entre las ciudades de Pretoria y Johannesburgo como siempre con amor mucho amor Jon Pascua Ibarrola, también conocido como el goalkeeper coach de Sundowns.
Foto: Con Surprise Moriri, uno de los jugadores veteranos de Sundowns y de los pocos que quedan de aquella mi primera temporada en el club, a nuestra llegada al Loftus Versfeld Stadium una hora y media antes del comienzo del partido. Un gran tipo también, y alguien con el que tengo una relación muy especial.

Comments are closed.