La aventura de Toni Doblas en el Khazar Lankaran (Primera parte)

La primera parte de la increíble aventura del Toni Doblas, ex portero del Real Betis Balompié y Real Zaragoza, en el FC Khanzar Lankaran. Un club  fundado en el año 2004 que juega en la Premier League de Azerbaiyán.
Todo comenzó un martes 29 de enero de 2013. Tras desligarme del Real Zaragoza SAD, club con el cual aún me quedaban 18 meses de contrato, decidí embarcarme en mi primera aventura futbolística en el extranjero. Era algo que siempre había tenido en mente pero que por diferentes circunstancias y motivos personales nunca tuve la oportunidad de realizar.
Aquel 29 de enero de 2013 en cambio, tras 6 meses en el ostracismo al no entrar en los planes de Manolo Jiménez, decidí que tenía que abandonar un club que “tanto me había dado tras mi salida de Real Betis Balompié”.
Surgió una oferta en un club y en un país que hasta el momento no conocía, pero que doblaba económicamente cualquier oferta española y húngara que hasta aquel momento había tenido. El club en cuestión era el FC Khazar Lankarán, un equipo que representa a la ciudad de Lankarán fundado el año 2004 y que juega en la Premier League de Azerbaiyán.
Gracias a internet pude investigar sobre el club, el país, la cultura y el clima, y en particular sobre la ciudad de Lankarán, que es donde iba a jugar como local. La insistencia del entrenador catalán Carles Baques y la presencia de Álvaro Silva, ex compañero y amigo mío, terminaron de embarcarme en la aventura y el día 31 de diciembre ya me encontraba en Antalya (Turquía), dando comienzo a la pretemporada con mi nuevo club tras el parón invernal de la Premier League de Azerbaiyán.Tras 12 días en el paraíso turco y su excelente hotel de 5 estrellas llegó la verdadera y cruda realidad de Azerbaiyán. Cuando llegamos a Baku, capital y ciudad más moderna del país en la cual teóricamente se presumía que iba a vivir, nos dirigimos al campo de entrenamiento, que estaba a nada menos que 40 minutos de nuestro hotel.

No podía dar crédito a lo que está viendo. Un terreno de juego lleno de agujeros, sin apenas hierba, con unas porterías en las cuales pretender salir vivo tras tirarte era un auténtico milagro. Un campo de fútbol donde la policía local hacía las pruebas físicas de ingreso.
Afortunadamente no volvimos a pisar ese campo y debido al riesgo de lesiones que se producirían si seguíamos entrenando en aquellas condiciones decidimos cambiar de lugar de entrenamiento. Nos decantamos por entrenar en un campo de fútbol situado a escasos metros frente al hotel en el que estábamos hospedados, con una superficie de hierba artificial de primera generación con auténtico hormigón debajo.
Este, fue el comienzo del final, y el inicio de una historia que dará continuación en los siguientes capítulos de la aventura. ¿La frase para la mañana del día de hoy? “Cuando menos lo esperamos, la vida nos coloca delante un desafío que pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad de cambio” (Paulo Coelho).

Comments are closed.