El minuto 87 del partido frente al Free State Stars lo recordaré toda la vida

Dando por finalizado un nuevo día con la resaca de la victoria de ayer. Todavía disfrutando de tres puntos que han sido como un auténtico regalo caído del cielo, más si cabe viendo la forma en la cual fueron obtenidos. Surprise Moriri, uno de los jugadores más inteligentes que he visto en mi vida, acabada de entrar al campo.
Un hombre que apenas ha dispuesto de minutos durante las dos últimas temporadas y uno de los veteranos y buques insignia de Sundowns. Pues bien, en el minuto 87, tal y como hace siempre, estuvo donde tenía que estar en el momento apropiado y la enchufó.
No os podéis imaginar la alegría de todos los presentes, sobre todo de los compañeros y empleados del club. ¡Cómo quiere la gente a este jugador! No es para menos, yo mismo lo adoro. Cuando metió el gol me encontraba en la zona baja del palco y no pude más que gritar su nombre a los cuatro vientos con un ¡Moriri! que me salió del alma.
El aprecio que le tengo a ese tipo. Esta misma mañana, echando una ojeada a la prensa digital, he topado con esta foto. Surprise corriendo, tras marcar el gol, con Jabulani detrás, que acababa de entrar también en el campo hacía escasos minutos. Ese momento de felicidad, vale toda una vida.
Veo esta foto, y se me llena el alma. Verlos así, de esa manera, sonriendo, hace que me olvide de todos esos momentos de soledad que a menudo tanto me aprietan, pero que gracias a Dios nunca ahogan. Al finalizar el partido, a pie de campo, no pude más que abrazarle y decirle: ¡Gracias madala! Madala es como se llama aquí a los ancianos en el idioma zulú, y el apodo cariñoso con el cual yo siempre me dirijo a él. Sin más, un minuto 87, que recordaré toda mi vida.
¿La frase para la noche de hoy? “El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad” (Ludwig van Beethoven). ¿La sesión de hoy? No pasará a los anales de la historia. Les he dicho “Que corra el aire”. Desde Johannesburgo como siempre con amor mucho amor Jon Pascua Ibarrola, también conocido como el goalkeeper coach de Sundowns.
Foto: Jabulani y Moriri, juventud y veteranía. Muchos años los separan aunque siempre tendrán algo que los mantendrá unidos; la bondad de su corazón. Gracias a los dos por este precioso recuerdo.

Comments are closed.