Y tras el fútbol la vida continúa, por Urtzi Llarena Gorostiola

Buenas a todos, me llamo Urtzi Llarena, tengo 30 años y soy de Galdakao. Pueblo situado en el País Vasco, a escasos 10 kilómetros de Bilbao. Trabajo como Diseñador Gráfico online como offline, y era uno de esos chicos que cuando la profesora explicaba ejercicios en clase yo me recreaba haciendo dibujos sobre papel.

Como todo chaval, comencé en esto de la portería siendo bastante joven. Todo empezó con 12 años cuando ingresé en la escuela de fútbol Lan Bide. Pero no sin antes pasar por otros deportes como el Baloncesto, Atletismo y Futbito (delantero por cierto).

Tras jugar en el recreo de la Ikastola con amigos y compañeros de clase, me decanté por una de las dos pasiones de mi vida aparte de mi trabajo: La portería. Pasé mis dos primeros años en la escuela de fútbol Lan Bide ,hasta que fiché por el principal equipo del pueblo, el CD Galdakao.

Jugué desde infantiles hasta el equipo de Regional Preferente, donde permanecí dos temporadas. En este tiempo viví momentos muy bonitos con dos ascensos en juveniles y otro con el Regional. En juveniles tuve la oportunidad de entrenar en Lezama con el Athletic bajo las ordenes de Carlos Terrazas y Felix Sarriugarte durante un no escaso periodo de tiempo.

Unos años más tarde ya en regional con 20 años, el Sporting de Gijón se fijó en mi. Me dio la oportunidad de probar con ellos durante una semana en el Mareo, algo que fue para mí una experiencia inolvidable. De todo esto aprendí mucho, y nunca me decepcioné porque no contaran conmigo. ¡Todo lo contrario!. De todas estas vivencias salí reforzado y no todos tienen oportunidades como estas, me sentí un privilegiado.

En Junio de 2006 ya con 21 años, tuve la oportunidad de dar el salto a la tercera división de la mano de la SD Amorebieta que entrenaba Jose Félix Guerrero. Aquí es donde conocí a mi gran amigo Jon Pascua, el fue quién me enseñó a ser y pensar como portero.

Aprendí mucho junto a él durante casi tres temporadas. No sólo sobre la portería,  sino valorar las cosas importantes de la vida y ver las cosas de forma diferente. Se podría decir que yo le considero como un segundo hermano mayor. Mi primer coche me lo vendió el, a precio del desguace, porque recuerdo que decía que aquel coche significada emocionalmente tanto para él no quería ponerlo a la venta porqué no quería verlo en la calle siendo conducido por cualquiera. Un coche al que yo cariñosamente llamaba “la bala blanca”.

Un Renault Clio blanco tres puertas que antes de pasar por mis manos, había pasado muchas aventuras con él por tierras pacenses. Las cosas en el Amorebieta no me salieron como yo me esperaba. No tuve apenas oportunidades y mi moral y autoestima se estaban debilitando.

Tuve que tomar una decisión y pensé: Más vale ser cabeza de ratón que cola de León. Y tomé otro rumbo. Decidí bajar una categoría, a la División de Honor Vizcaína. Aquí tenía más minutos para disfrutar de nuevo en la portería, sentirme portero de nuevo. Desde entonces, he jugado en diferentes equipos de la categoría como el CD Padura, Bermeo, San Pedro y Erandio.

El año pasado, antes de pasar al Erandio tuve la oportunidad de visitar a Jon en Sudáfrica. Como el bien dice, más parecido al país de nunca jamás o el reino de los cielos. En esta nueva aventura conviví con él, seguí sus entrenamientos, vi partidos de liga y copa, conocí al cuerpo técnico además de las costumbres y la cultura del país.

Es un viaje que llevaré siempre en el corazón y no olvidaré jamás por sus valores morales y relaciones humanas. Gracias de nuevo Jon. Desde entonces mi vida ha cambiado bastante. No hace falta recordar en la crisis que estamos inmersos, que a tod@s nos ha afectado directa o indirectamente.

Pues bien, este año me ha tocado vivir personalmente la cruda realidad en el que estamos. Me quedé sin mi trabajo estable de la noche a la mañana, desvaneciéndose parte de mis planes e ilusiones. No por ello me vine abajo, busqué soluciones a corto plazo.

Y pensé ¿Por qué voy a trabajar para otros, si yo puedo dar las mismas o mejores soluciones que la empresa donde estaba? Dicho y hecho, sin perder el tiempo emprendí una nueva aventura con otros dos compañeros. De este modo creamos Sua Estudio, un estudio creativo de Diseño gráfico, digital y marketing para empresas y particulares.
Al comenzar esta aventura, el tiempo para mi otra pasión ha quedado reducido. Al no poder compaginar las dos cosas con la intensidad que quería he tenido que volver a los orígenes, a mi equipo de siempre, al CD Galdakao. Aquí puedo compaginar las dos cosas con mayor flexibilidad y estoy con gente del pueblo y amigos de la infancia. De todos los años que he pasado entre los tres palos, lo mejor que me llevo sin duda son las amistades que he podido hacer aquí y allí.Los inicios al emprender algo no son fáciles, pero espero que todo vaya sobre ruedas. Los más importante es tener ganas y constancia, algo que por otro lado no me falta. No me pongo metas en todo esto, pues como bien dice mi amigo Jon; ¡The Sky is The Limit!

Urtzi Llarena Gorostiola  http://www.suaestudio.com/

Querido Urtzi, no me cabe ninguna duda de que saldrás adelante en todo esto, porque talento, entrega, pasión e ilusión en tu trabajo no te faltan. Agradecerte además de todo corazón el tiempo que has invertido desinteresadamente en mi web, diseñando los cabeceros y todo tipo de “banners” que aparecen en la portada.

Al igual que tu, soy una persona exigente en el trabajo y jamás te lo hubiera pedido si habría tenido alguna duda de que no estarías a la altura. Al igual que todos los años, a mi vuelta tampoco perderé la ocasión de saludarte y pasar una tarde contigo. Un fuerte abrazo a tus aitas y a tu hermano. ¿La frase para la mañana del día de hoy? “Es muy difícil encontrar un buen amigo, más difícil todavía dejarlo e imposible olvidarlo”.

Comments are closed.