Finalizando el lienzo con todas mis grandes memorias y recuerdos

Sensaciones de las derrotas que jamás podrán darme las victorias
domingo 20 octubre, 2013
Creando un modelo de trabajo en base al crecimiento personal
sábado 30 noviembre, 2013

Finalizando el lienzo con todas mis grandes memorias y recuerdos

A falta de cuatro visitas más al “Miguel Ángel” que me esta tatuando, ya casi puedo dar el lienzo por finalizado. Un lienzo, por cierto, con gran cantidad de recuerdos y memorias, muchos de ellos en forma de canciones. Ni os podéis imaginar todo lo que tengo escrito en la parte frontal de mi cuerpo.

Además de todos esos tatuajes mahoríes y polinesios en brazos y hombros, el cuerpo me ha dado para mucho más. “El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional” es lo que tengo escrito sobre los dos hombros. Palabras y valores como honestidad, integridad y generosidad, se pueden leer en la cara interna de mis brazos, a la altura del bíceps. Todo ello esta escrito en griego.

En la parte alta del pecho “Amo de mi destino” y “Capitán de mi alma” dan comienzo al lienzo por el frontis. Extraído del famoso poema “Invictus” de poeta inglés William Ernest Henley. Todo ello en inglés. Justo debajo, una especie de carta astral con todos y cada uno de los signos del zodíaco.

Más abajo, en latín, tengo escrito “Conocimiento en la mente y virtud en el corazón”. En el costado derecho, en inglés “El señor es mi pastor, tengo todo lo que necesito”, y a su lado, en letras más grandes una canción “All for love” de Bryan Adams, Rod Stewart y Sting.

Vamos al costado izquierdo, lado del cuerpo en el que tengo una frase de Mandela; “Son los cambios que hemos producido en la vida de los de más lo que determina el significado de la nuestra”. Junto a ella, aparece también otra canción; “En todas partes” de Habana Blues.

Y ya puestos, hemos tirado también por toda la zona abdominal, donde destaca el nombre de mi hermano y su fecha de nacimiento (en inglés) justo en el centro, en vertical, de abajo a arriba y de arriba abajo, en una gran tira frontal que va desde el pubis hasta las frase escrita en latín que se encuentra debajo de la carta astral.

A la derecha e izquierda del nombre de mi hermano y su fecha de nacimiento hay canciones y más canciones, simbolizando de la mejor manera posible todas mis memorias y recuerdos, no sólo de este país, sino de toda una vida. De momento son todas estas:

-“From this moment” de Barbara Streisand, “You Will never be alone” de Anastacia, “Someday” de Eternal y “The one” de Elton John las llevo tatuadas en el lado izquierdo ¿En el lado derecho? “Everytime you go away” de Brian Mc Knight, “Love will find a way” de Kenny Lattimore y “Against all odds” de Mariah Carey y Westlife.

No se si me queda algo más por ahí. Ah si, alrededor de uno de mis brazos, concretamente en el izquierdo, esta mi fecha de nacimiento. Y dejarme pensar un rato que se me olvida algo. ¡Lo tengo! En la cara interna de mi pecho, la que esta junto a las axilas, tengo otra canción repartiendo sus dos palabras en cada uno de los pectorales. Se trata de “Stand alone” de Honeymoon Suite.

Y como no, antes de que se me olvide,  comentar que justo en medio de la carta astral esta colocado un pequeño mapa de África. Algunas de estas cosas todavía no estan colocadas, pero en breve lo estarán. Poco a poco, vamos cubriendo todos los huecos, midiendo y ajustando al tamaño necesario todos las memorias y recuerdos que quiero que aparezcan en mi cuerpo.

Algo, lo de tatuarme, que no hace más que quitarle horas de sueño y descanso a mi querida madre, que se disgusta de verdad. No obstante es algo a lo que se acostumbrará, y finalmente podrá convivir con ello. El otro día, sin ir más lejos, mediante conversación telefónica me mostraba su disgusto. A lo que le pregunté:

– ¿Es realmente importante que lleve el cuerpo tatutado?  ¿Cambia en algo la persona que soy? Y finalmente le hice la más importante, le pregunté ¿Qué es lo más importante en la vida? ¿En que realmente hay que preocuparse?.

Ser feliz, me contestó. Lo importante es ser feliz.

Tú lo has dicho, le contesté.

Respecto a esto, comentar que yo no puedo hacer nada al respecto, depende de ella como quiera tomarse las cosas, en este caso todo esto. Depende de ella si quiere dormir o no, es algo en lo cual yo no la puedo ayudar.

Y os cuento esto porque a veces, a nuestros padres, también hay que enseñarlos, como nos enseñaron en su día ellos a nosotros. Porque la vida, a día de hoy, se vive de otra manera y nada tiene que ver con la forma en la cual se vivía hace 30 años. Y si lo miramos con el prisma adecuado, quizás tengo todo esto tatuado por  los valores y principios que ellos me inculcarón.

Cuando alguien me dice: “¡Estas loco, como puedes hacerte eso!” Siempre les contesto: “Loco es el que no sabe lo que quiere en la vida ni como conseguirlo. Loco es el que vive pensando en el que dirán y no se atreve a vivir en libertad y salir del armario”. Y no me refiero a la tendencia sexual, todos sabemos que hay muchas formas de vivir en el armario.

Alguna vez incluso, mi madre, me ha comentado que mi aspecto con los brazos tatuados podría no ser bien visto a la hora de encontrar trabajo, sobre todo si quisiera volver trabajar en la formación con los niños. Lo voy a decir muy claro: El que vaya juzgar mi trabajo y mi persona por ver unos brazos completamente tatuados es más tonto que el que asó la manteca, y más pobre de espíritu que un muñeco de trapo.

Ya lo dijo una vez Steve Jobs: “Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición. Ellos ya saben de algún modo en qué quieres convertirte realmente. Todo lo demás es secundario”.

Ya lo decía mi madre cuando le hacía la pregunta de “¿Que es lo más importante”? Ser feliz, contestaba ella. ¿Todo lo demás? Como bien dice Steve Jobs; ¡Es secundario! Begoña Ibarrola, espero que puedas dormir esta noche. Tómatelo con paciencia y respira, que la vida son dos días y ya hemos vivido uno. I love you too much!

Jon Pascua Ibarrola
Viernes 16 de noviembre de 2013, Johannesburgo (Sudáfrica)

Comments are closed.