El interés de Jaime Bonnail por el fútbol de los rincones del mundo

Y tras el fútbol la vida continúa, por Urtzi Llarena Gorostiola
jueves 14 noviembre, 2013
Alfredo Carceller y su interrumpida y trabajada carrera como EDP
martes 7 enero, 2014

El interés de Jaime Bonnail por el fútbol de los rincones del mundo

Jaime Bonnail González, nacido el 9 de julio de 1987 en la ciudad de Salamanca, actualmente residente en Madrid y periodista, nos habla de su interés por el fútbol de todos los rincones del mundo.

Cuando eres pequeño no te percatas de la importancia que tiene un deporte como el fútbol en tu vida. Yo empecé a darme cuenta de ello en el Mundial de 1994. Tenía 7 años. Probablemente, mi gran pasión por la geografía, unida obviamente al fútbol, me llevó a intentar conocer más a fondo cada país de aquella gran cita.

Sin embargo, no se podía saber tanto sin tener un álbum de cromos en tus manos. Y aunque no lo creáis, esa colección del Mundial USA 94 llegué a completarla.  A raíz de ese campeonato, logré comprender que no solo había vida futbolística en España, sino que se podía jugar al fútbol en todos los lugares del planeta.
No solo me fijaba en mi selección, también le prestaba atención a Camerún, con Roger Milla, o la Nigeria, de Amokachi, Finidi, Yekini, entre otros. A estos equipos daba gusto verlos por el enorme despliegue físico que tenían. Desconocidos para muchos, ya eran capaces de derrotar a países de un gran nivel técnico y táctico, y todo ello con coraje y valentía.
Crecí al lado de libros, álbumes, videojuegos, todos ellos me han ayudado a averiguar lo que este deporte verdaderamente significa, sobre todo en el plano cultural. Nunca pensé en dedicarme en serio al periodismo, lo veía como un hobbie, sin embargo, después de dar muchos tumbos académicos, decidí convertirme en periodista deportivo. Una elección, de la que no me arrepentiré jamás.
Ese gusanillo que tenemos los periodistas de investigar, de aprender cada día un poco más, me llevó a conocer a Jon. Fue a través de Twitter. Yo le pedí una entrevista porque me parecía muy interesante que un tipo de Bermeo estuviese entrenando a un equipo en la otra punta del globo terráqueo.
De Sudáfrica yo apenas conocía gran cosa, los jugadores de la selección, y al Kaizer Chiefs y al Orlando Pirates, (del que soy aficionado, aunque a Jon no le haga mucha gracia). Sin embargo, tras la entrevista aprendí que Jon no estaba allí por el fútbol únicamente, sino que estaba ayudando a gente.
Niños que apenas tenían para comer estaban dando patadas a un balón gracias a él y a Enrique Durán, otro gran amigo “sudafricano”. El Mamelodi Sundowns se ha convertido en toda una institución para mí. Su labor deportiva y humana es digna de merecer todas nuestras reverencias, y espero que así sigan durante mucho tiempo.
Ahora con 26 años, se puede decir que mis sueños se han cumplido. A inicios de este 2013, un grupo de amigos y yo fundamos una radio online, Demfm. Las retransmisiones las iniciamos con la Copa de África 2013 en Sudáfrica. Narramos todos los partidos y como no, serían partícipes mis grandes amigos “sudafricanos”, de los cuales estaré eternamente agradecido por su gran ayuda.
A mí me encanta narrar partidos de toda clase. Creo que es una vocación que me ha acompañado desde bien pequeñito, cuando ya comentaba los partidos de los chavales de mi barrio desde la ventana de mi casa.  No obstante, también escribo. Jon me dice muchas veces que de dónde saco tanta información. En parte, es mi obligación hacer llegar a la gente noticias, es decir, informar. Y si puedo mezclar esta información con el fútbol, ya no se convierte en obligación sino en devoción.
Yo soy de los que piensan, que quien mucho abarca poco aprieta. Y en el fútbol internacional eso también ocurre. Yo decidí especializarme hace tiempo en el fútbol francés, quizás por mis antepasados galos o porque estuve dos años estudiando bachillerato en París y siento cierto apego hacía ese país.
Pero sobre todo, porque detrás de cada jugador hay muchísimas historias de supervivencia. Por ejemplo, África es cuna de grandes jugadores galos o que militan en la Ligue1, y lo que han hecho algunos de ellos para llegar a donde están merece ser contado.
¿La frase para la mañana del día de hoy? “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles” (Bertolt Brecht).

Comments are closed.