Tal y como adelantaba ayer hoy nos hemos ido a un trabajo de fuerza

Nueva mañana de entrenamientos en nuestra Ciudad Deportiva de Chloorkop en Johannesburgo. Tal y como adelantaba ayer noche, tras el “aclarado” de ayer de mi particular “Ejército de las Tinieblas(algo sobre lo que podréis leer en el siguiente enlace) hoy me he decantado por un trabajo de fuerza de escasos 30 minutos de duración.
Contando los cambios de material de un lado para otro, que ni que decir tiene que han sido muy, muy rápidos. Contenidos de velocidad, motricidad, fuerza explosiva, coordinación, equilibrio y blocajes con caídas con y sin fase de vuelo han sido el menú para el día de hoy.
En el vídeo podréis observar tan sólo 5 secuencias de las cerca de 25 realizadas. Vídeo que está grabado en el orden en el que se efectuaron las tareas. Una película de 60 segundos que tan sólo incluye una repetición de una de las lateralidades de las 5 tareas diferentes que se realizaron. No me voy a alargar más en la explicación de los contenidos, lo haré otro día, cuando publique la sesión entera, aunque si que voy a contar su historia.
A pesar de lo que podéis observar en el vídeo, hoy he podido apreciar que Wayne estaba un poco cansado, con lo que he decidido ir “jugando” con las tareas y realizar 2 o 3 repeticiones de cada una de ellas dependiendo el caso y de cómo el iba evolucionando. Al finalizar, durante las últimas series, he podido apreciar que Wayne iba un poco justo y concretamente en la segunda serie de la 5 tarea, al realizar la segunda lateralidad le he dicho;
¡Vale Wayne, vale! A lo que me ha contestado, sin apenas mirarme mientras se levantaba del suelo:
¡No coach! Dame una más. Y cómo no, se la he dado. Unos minutos más tarde, tras recuperarse de esa última serie, se ha dirigido a mí y me ha dicho:
Lo siento coach, por la calidad de la sesión de hoy. Realmente me he encontrado cansado, no se el porque pero es un día de esos que noto que mi cuerpo se siente cansado.
 
¿Sabéis lo que se me ha venido a la cabeza en esos momentos? Pues estaba pensado: “¿Lo siento? Tendría que darte las gracias todos los días por darme la oportunidad de verte entrenar todas y cada una de las mañanas y regalarme esto para la vista y el alma. Tras 3 años jugando todas y cada una de las semanas con Sundowns esta temporada, has perdido no solo la titularidad en el equipo sino también tu plaza en la selección nacional, y todavía no te he visto una mala cara. Y sigues entrenando con la misma actitud e ilusión todas y cada una de las mañanas como si nada. Ojala que Dios te bendiga con una feliz y larga vida”.
Mi particular “Ejército de las Tinieblas” ¡Más grandes que el amor! ¿La frase para la mañana del día de hoy? “Entregarse: es tener fe, en que el poder de tu alma puede lograr todo, aún cuando no puedas preveer los resultados”. Desde la ciudad de Johannesburgo como siempre con amor mucho amor Jon Pascua Ibarrola, también conocido como el goalkeeper coach de Sundowns. ¿Mañana? A por la velocidad. Muy buenas noches a todos.

Comments are closed.