En breves surcaré el cielo africano rumbo a mi dulce hogar de Bermeo

Y se acabó el fútbol de aquí a todo que resta del año. En breves, en algo menos de una hora, montaré en el Airbus 380 que me llevará hasta París, ciudad donde haré una breve escala antes de coger el avión rumbo a mi destino, Bilbao. Desde allí, tan sólo 30 minutos en coche para llegar a mi hogar dulce hogar de Bermeo.
Llegaré seguramente sin las maletas. Haré todo el trayecto leyendo un libro. Un libro que seguro me apasiona porque trata en gran medida del corazón. Lo escribió Xesco Aspar y se titula “Jugar con el corazón”. “Si no tienes objetivos en la vida perteneces a los objetivos de otro” dice el autor. Vamos a ver si no me aprieta mucho el sueño y durante las cerca de 11 horas que tengo de trayecto hasta París puedo dar buena cuenta del libro.
Un libro que seguramente me ayudará a ser un poquito mejor entrenador, y ampliar un poquito más mi visión de lo que es la pasión y la posibilidad de conseguir los objetivos a base de corazón superando las limitaciones de la mente. “Jugar con el corazón”, que bonito título para un libro. “Jugar con el corazón”, algo que seguramente llevo practicando durante mucho, mucho tiempo, antes de tan siquiera saber de la existencia de este libro.
¿La frase para la tarde noche del día de hoy? “Cuando luchas por algo tienes que meter el corazón en ello. No hay que dejar que la cabeza te limite tus pensamientos” (Xesco Aspar). Desde el aeropuerto de Johannesburgo como siempre con amor mucho amor, el goalkeeper coach de Sundowns. Mientras leéis esta noticia, alguien, a este otro lado del mundo, esta surcando el cielo sudafricano para volver a su hogar dulce hogar tras seis meses muy lejos de la familia y amigos.
A pesar de que cada vez la distancia se me hace más dura, siempre, y digo siempre, vuelvo a casa con una gran “paz interior”. Un año más, puedo seguir mirándome al espejo y reconocerme en él. Espero que lo pueda seguir haciendo durante mucho, mucho tiempo. The Sky is The Limit!
Foto: Con Surprise Moriri, uno de los estandartes de Sundowns, del fútbol sudafricano y uno de los futbolístas más conocidos de este país. ¿Lo que más me llama la atención de él? Su persona, es un gran tipo. Todo lo demás para mi, es secundario.

Comments are closed.