Un derby contra Kaizer Chiefs que comenzó con media hora de retraso

Durante la tarde de ayer volví a vivir otra de esas tardes de auténtico soccer sudafricano que tanto me gustan y que se producen solamente en momentos puntuales, como en los grandes derbies o eliminatorias de copa en partidos muy especiales.
Fue una tarde de fútbol africano en todo regla, incluso con el “tiempo”, dando comienzo el partido con nada menos que media hora de retraso a pesar de haber sido televisado. ¿Por qué? Os lo explico. Salvo las entradas que no ponen disposición del público por “precaución”, ayer todos los billetes estaban vendidos.
Debido al gran problema del transporte público los aficionados no pueden llegar a la hora al partido porque no tienen como trasladarse si no es en taxis locales (pequeños monovolúmens de entre 10 y 15 plazas), ya que aquí el tener un coche no esta al alcance de cualquiera y puede considerarse como un artículo de lujo, mucho lujo.
Esto hace que a muchos de los aficonados les sea imposible llegar a la hora del partido. Porque en muchos casos incluso estos pequeños monovolúmenes no salen de sus respectivas paradas hasta que estan llenos, independientemente de la hora que sea.
Con todo esto muchas veces los estadios, en este tipo de encuentros, a la hora del comienzo del partido se encuentran a media entrada, estando los exteriores abarrotados con todo el mundo esperando acceder al estadio. Tornos abarrotados, colas exageradas y los habituales “cacheos” de seguridad hacen el resto.
Es entonces cuando la comisión de la liga entró a nuestro vestuario, 15 minutos antes del comienzo de partido, a las 19:15 horas, justo cuando acabábamos de entrar de realizar el calentamiento, y nos dicen que el partido va a dar comienzo a las 19:45. No quedaba otra que esperar en el vestuario.
Al ser el partido retransmitido en directo la conexión de TV también se suspendió pues aquí siempre dan inicio a la retransmisión de los partidos desde el propio túnel de vestuarios. Llegadas las 19:45 nos dicen que se vuelve a retrasar el inicio del partido otros quince minutos, hasta las 20:00 horas, pues todavía había gran cantidad de gente en el exterior que no ha podido tener acceso al interior del estadio.
Finalmente a las 19:55 nos comunican que el partido va a dar comienzo y nuestros jugadores, junto con los del Kaizer Chiefs, acuden al túnel de vestuarios para inmediatamente saltar al campo en conexión directa con la TV. Una vez se me ocurrió preguntar el “porqué” de todo esto, porque no había vivido ni oído algo parecido en todo mi carrera deportiva y me parecía muy curioso.
Me contestarón que hace unos años, en un derby entre Kaizer Chiefs y Orlando Pirates el partido dio comienzo a la hora señalada con miles de personas fuera aun fuera del estadio intentando acceder al interior. Nada más iniciarse el partió uno de los dos equipos metió gol y la gente, al escuchar desde fuera los gritos de gol de los de dentro, quisieron entrar en “avalancha” para ver quién había marcado y se produjeron varios muertos por asfixia.
Lo que sucedió ayer es algo habitual, no es la primera vez que la comisión de la liga entra al vestuario y nos comunica de que puede producirse un retraso si ven que aún hay miles de aficionados en el exterior intentando acceder al interior del estadio para ocupar sus localidades.
Ayer, con todo esto y con más, una vez más, tuve la oportunidad de vivir un momento “This is Africa”, una de las aventuras mas interesantes y apasionantes de mi vida, tanto en lo deportivo como en el plano personal. No quería dejar de compartirla con todos vosotros.

¿La frase para la tarde del día de hoy? “Todo nuestro conocimiento arranca del sentido, pasa al entendimiento y termina en la razón” (Immanuel Kant). Desde Johannesburgo como siempre con amor mucho amor el goalkeeper coach de Sundwons, también conocido como Jon Pascua Ibarrola o Sweetman.

Foto: Con Wayne Sandilands a nuestra llegada al estadio una hora y media antes del comienzo del partido de ayer frente al Kaizer Chiefs. Bueno, al final no fue una hora y media antes, con el retraso fueron nada menos que dos (portada y arriba). Kennedy Mweene, el portero que ocupa en estos momentos la titularidad de la portería de Sundowns (abajo).

Comments are closed.