Cristian Colás y su gran e increíble aventura en el fútbol finlandés

En estos momentos acabo de llegar de entrenar a nada menos que -13 grados centígrados. Me llamo Cristian Colás, barcelonés, tengo 30 años y soy entrenador de fútbol con licencia UEFA Pro. Me considero una persona feliz pero aún puedo serlo un poquito más.
Hace algo más de año y medio hice las maletas y me vine a 14.000 kilómetros de Jon, concretamente a Finlandia. Lo dejé todo, absolutamente todo, para ser feliz. Para poder dedicarme a lo que considero que es mi vocación, mi pasión; el fútbol.
Llevo entrenando desde los 16 años, habiendo pasado por clubes de toda Barcelona y alrededores en diferentes categorías y etapas (CE Júpiter, CF Damm, CD Masnou, CE Europa, EC Granollers, CE Sabadell FC).
En agosto de 2012 me ofrecieron, después de realizar un campus, incorporarme  al club Pallo Kerho Keski-Uusima (PKKU) y dirigir su equipo infantil, a la vez que asesorar y ayudar a coordinar la Academia. Y no fue nada mal. De hecho, he colaborado en cantidad de clubes, haciendo campus y conferencias/cursos para entrenadores.
Al finalizar la temporada, que aquí va de noviembre a octubre, firmé por el equipo junior del Käpylän Pallo (KäPa), en el que estoy disfrutando muchísimo de mi trabajo. Y todo esto seguramente es lo que menos os debe de interesar pero claro, Jon me dijo que tenía que presentarme.
¿Cómo es el fútbol en Finlandia? Pues tal y como os he comentado anteriormente, las temporadas transcurren de noviembre a octubre y competitivamente de marzo a octubre. Se juegan cantidad de torneos, copas y ligas. Existen gran cantidad de clubes y licencias aunque la gran mayoría se encuentran en la zona sur del país (donde existe más densidad en cuanto a habitantes por km2).
Cada club puede tener, de media, aproximadamente unos 800 jugadores. Y todo ello teniendo en cuenta que el primer deporte del país es el hockey sobre hielo. Las instalaciones están preparadas para aguantar el duro invierno y las condiciones climatológicas típicas de esta zona.
Podemos entrenar y jugar en campos de fútbol cubiertos (pabellones con un campo de césped artificial en su interior) o en exterior en campos de césped artificial con calefacción subterránea para evitar la aparición del hielo. Existe un respeto total por todas las instalaciones y éstas se encuentras siempre abiertas para que cualquier persona (si no molesta ninguna actividad que se esté llevando a cabo) pueda hacer uso y disfrute de las mismas.
En cuanto al juego, comentar que el fútbol finlandés invierte muchísimo tiempo y dinero en la formación del jugador. Lo futbolistas son muy disciplinados y rigurosos. Yo suelo etiquetarlos como “atletas que corren a fútbol“. Y desde mi llegada quiero ayudar a que se conviertan en “jugadores que juegan a fútbol“. Unat area nada sencilla. Pero ahí está nuestra labor y yo disfruto mucho con ella.
El juego suele ser muy físico y muy directo, desorganizado y con constantes transiciones. La línea de entrenamiento de porteros no está muy desarrollada, y podríamos compararla con la misma que teníamos en España si miramos aproximadamente unos 10 años atrás. Trabajo analítico muy físico y técnico, con poco sentido táctico para el guardameta.

De todas maneras mención especial para Aki Moilanen (nuestro preparador de porteros actual), que se ha metido de lleno en el desarrollo del modelo de juego del equipo y está realizando un trabajo genial con Santeri Panov (1997) y Jere Piirainen (1998, internacional sub-16).

Espero que con esta pincelada os podáis hacer una ligera idea de cómo se desarrolla el deporte rey en esta zona. A pesar de que nos separan 14.000 kilómetros no hay distancia posible para que decline la invitación del goalkeeper coach de Sundowns a escribir en éste, nuestro rincón, el de los seguidores de su aventura. Desde aquí darle las gracias por esta invitación. Ha sido un placer enorme. Y a seguir  trabajando, porque como dice Jon  ¡El cielo es el límite!

Cristián Colás

¿La frase para la mañana del día de hoy? “Ninguna fuerza abatirá tus sueños porque ellos se nutren con su propia luz. Se alimentan de su propia pasión” (Atahualpa Yupanqui).

Comments are closed.