Tras una increíble odisea de viaje ya estamos en la ciudad de Durban

Tras un retraso en el vuelo de exactamente tres horas finalmente ya estamos en la ciudad de Durban a la espera de nuestro partido de mañana frente al Amazulu. Increíble la odisea del viaje que nos ha traído hasta aquí. Hasta 2 horas y 45 minutos hemos estado metidos en un avión que parece ser estaban reparando.
Tras la salida nula y la vuelta del avión a la puerta de embarque, nada menos que 165 minutos es el tiempo que hemos permanecido dentro del avión. Entre que “no se que pieza” era cambiada, el ruido que hace esto otro, el abuelo que fuma marihuana y la tatarabuela que estaba de parto, se nos ha esfumado la tarde.
Hemos acabado saliendo de Johannesburgo a las 18:30 cuando el avión tenía que haber despegado a las 15:30. Por cierto, adjunto también una foto de la tarjeta de embarque que es cuando menos curiosa. Hora de embarque: 15:30. Hora de salida: 15:10. Son unos fenómenos.
Eso si, como siempre, alegría y buen humor por parte del goalkeeper coach de Sundowns. Os aseguro que lo sucedido hoy es el menor de los problemas y males que tengo en este país. Si solo fuera esto renovaba aquí 100 años.
Mucha “tela” y mucho “tute” el que llevo a cuestas en los algo más de 3 años y medio que llevo haciendo “trinchera” y sobreviviendo en este continente. Lo de hoy, es lo qe se dice, lo de menos. La llegada a Durban ha estado amenizada con los cánticos de un numeroso grupo de aficionados que se ha tirado más de 3 horas esperando nuestra llegada. ¡Se comieron también el retraso!
¿El dato curioso de nuestra llegada? El paso de Wayne Sandilands, número 2 durante 3 años de la selección de Sudáfrica, como si fuera el “hombre invisible” entre nuestros aficionados. La verdad es que se me entristece el alma, y a menudo pienso que ya tengo “suficiente”. Eso si, de lo bueno y de lo malo, porque la vida es un carril de doble sentido.
Me parece increíble que no tenga un sitio en la selección. Paso de jugar titular y ser capitán de los Bafana Bafana durante la Cosafa 2013, a en apenas 4 semanas perder su plaza en la selección al no ser titular en Sundowns. Desde entonces, hasta 4 porteros han ocupado esa segunda plaza en la selección, en un baile de porteros que carece de sentido.
Y lo digo con el corazón en la mano, nada tiene que ver que sea uno de los componentes de mi particular “Ejército de las Tinieblas”. ¿La frase para la noche de hoy? “Mucha gente en este país ha pagado un precio antes de mí, y muchos pagarán el precio después de mí” (Nelson Mandela).
Tras llegar al hotel, cenar y realizar la charla táctica ya esta todo el mundo en sus habitaciones, incluído el goalkeeper coach de Sundowns pues ha sido una tarde larga, muy larga.

En cuanto a lo deportivo hay alguna novedad importante que os comentaré en la noticia de la previa del partido de mañana. Desde Durban como siempre con amor mucho amor el goalkeeper coach de Sundowns, también conocido como Jon Pascua Ibarrola.

Foto: Durante una de esas tres largas horas de “secuestro” en uno de los dos aviones en los que he pasado la mayor parte de la tarde de hoy, sin perder el buen humor (portada y arriba). Mi tarjeta de embarque con el curioso detalle de los horarios en un círculo rojo (sobre estas líneas).

Comments are closed.