La cara más amarga del fútbol, por Bidari García de Cortázar

“A esos que hoy te dan la espalda, un día la vida los obligará a mirarte a la cara”. Con esta frase podría resumir estos últimos meses en Chipre, país en el cual firmé mi primer contrato profesional el pasado mes de Julio. Sin dudarlo un instante afronté ese nuevo reto con ilusión, pero sobretodo con muchas ganas de seguir creciendo.
Era consciente del gran salto que supondría en mi carrera el hecho de poder enfrentarme a equipos de la talla del APOEL, Omonia de Nicosia o el Apollon de Limassol, que disputan cada año competición europea, y así ha sido. Me han pasado tantas cosas buenas, que no querría haberlas vivido de ninguna otra forma.
Considero esta experiencia positiva y no estoy para nada arrepentido de la decisión que tomé. Sin embargo, el tiempo me ha ido enseñando que el mundo del fútbol no es tal y como la gente piensa, es más complicado de lo que parece y a menudo hay que sobrevivir más que vivir…
Lo que vais a poder leer a continuación es una breve descripción de las adversidades que he tenido que pasar en el club de Primera División ETHNIKOS ACHNAS FC, hasta el punto de verme obligado a abandonar el país debido al temor por mi integridad física y numerosas amenazas recibidas por parte de dirigentes del club.
Es tal el acoso recibido que incluso me amenazaron viniendo a mi propio domicilio golpeando reiteradamente la puerta para que les abriese. Todo se debía a que no acepté firmar un papel en el cual ellos me ofrecían una cantidad de dinero insignificante y un cheque por valor de un tercio de mi sueldo hasta cuando ellos quisiesen volverme a pagar.
Ya me dieron anteriormente otro cheque sin fondos que el banco me negó en tres ocasiones y no lo he llegado a cobrar. En ese momento estaban en deuda conmigo desde el mes de Septiembre, habiendo recibido apenas un mes y medio de los 7 que había trabajado.
Sinceramente, he sentido miedo y hasta el día que despegué hacia España no estuve tranquilo. Muchas amenazas y “reuniones” en las cuales se juntaban varias personas del club presionándome para firmas y a pesar de yo decirles que eso era asunto de mi representante ellos no querían contactar con él.
No les interesaba, querían que firmase el papel y aceptar ese dinero para no tener problemas con la Federación y no perder puntos como les ha pasado esta temporada a varios equipos en la liga chipriota. Incluso Me enseñaron mensajes de móvil falsos para que no llamase a mi representante y firmase directamente. Infinidad de cosas que no se las deseo a nadie y espero que no le vuelva a pasar a ningún compañero de profesión.
En muchas situaciones la cara amarga del fútbol deja una puerta abierta a historias que merecen ser destacadas y no siempre se muestran en las portadas de los diarios. Sin club, pero con esperanzas y sobre todo con la seguridad de decir tengo 24 años y aún me queda mucho fútbol por delante, estoy con más ilusión que nunca. ¿La frase del día de hoy? “No importa el sitio ni las circunstancias… Practica el arte de saber encontrar lo positivo de todas las cosas, personas, lugares y acontecimientos…”

Bidari García de Cortázar

Comments are closed.