Víctor Cano Niño y la oportunidad de vivir su precioso sueño boliviano

La importancia de dejar que los niños se equivoquen, por Luis Prado
lunes 21 abril, 2014
Kuwait, futsal, desierto, petróleo y jeques, por Carlos Corona Suárez
lunes 28 abril, 2014

Víctor Cano Niño y la oportunidad de vivir su precioso sueño boliviano

Soy Víctor Cano Niño, entrenador de futbol profesional de 35 años de edad y con 16 de experiencia. Como no era buen jugador me decidí por colgar las botas con temprana edad (18 años) y comenzar mi carrera como entrenador. Y de ahí que he dado ya muchas vueltas.

Siempre me gustó formarme al máximo posible, siendo como una especie de coleccionista de cursos. Además de tener el nivel 1, 2 y 3, tengo también el título de entrenador de porteros. Por asuntos laborales no podía dedicarme exclusivamente al fútbol y ser primer entrenador de un equipo, así que tuve la suerte de pasar dos años como entrenador de porteros.

Un trabajo del que tengo un gran recuerdo pues es muy agradecido y gratificante hacer algo específico con un grupo reducido de personas. Por esta vía y mi afán de mejorar, fue como conocí a Jon Pascua, más conocido como el goalkeeper coach de Sundowns, y como todos los que le leemos, me gusta aprender de él.

En estos momentos llevo casi 9 meses trabajando en Bolivia. Siempre quise trabajar en este país, sobre todo por los lazos que me unen a él y por el gran trabajo que hay todavía por hacer. De modo que tras varios años deseándolo, llegó un momento en mi vida que tome la decisión de hacer las maletas y lanzarme a la aventura.

Analizando la situación en la que se encontraba España, mi situación personal y familiar (no por nada mi pareja “Norma” es boliviana) y varios aspectos más, tome la decisión de salir de mi zona de confort y buscar una nueva vida. ¡Al menos por un tiempo!

La verdad es que estaba muy harto y muy cansado de todo el politiqueo y el estado de la economía de mi país, sobre todo de la reducción de derechos y oportunidades. Y aunque estaba en lo que puede considerarse como una “buena situación” en España, todos estos motivos me empujaron a volar y cruzar el charco. Todo el mundo me decía que estaba loco. A veces pienso que la gente cree que sólo en España se puede vivir bien, pero en el resto del mundo hay sitios bonitos y abunda también la gente feliz. ¡Así que en ello estamos!

Bolivia tiene sus ventajas con respecto a España y también, cómo no, sus desventajas, como todos los lugares del mundo. A todos aquellos que piensan que es un país tercermundista, decirles que se equivocan. Es verdad que hay pobreza en Bolivia pero también no es menos cierto que ésta existe en España, y cada vez en mayor medida. Así y todo, la felicidad aparece donde uno menos se lo espera.

Cuando llegué a Bolivia, tras buscar acomodo en varios clubes de la ciudad de Santa Cruz, encontré trabajo por unos meses en el Club Aurora de Cochabamba, en la Liga de Futbol Profesional. Seguramente por aquello del “tirón” que en estos momentos tenemos los entrenadores españoles. Un “tirón” que nos hace estar de “moda” en el mundo y, porque no decirlo, también aquí en Bolivia.

Tuve la oportunidad de hacer un buen trabajo, con muy buenos números y buen juego. A pesar de que nuestra situación en la tabla no fue la deseada dada la situación en la que me encontré al equipo, sobre todo en el aspecto físico.  La ciudad es preciosa, y se vive muy bien. Todos alaban su clima, y cuando la gente se queja a veces del calor, yo respondo aquello de: “Ya pase frio durante 34 años en Palencia”.

La liga de Bolivia es lo que es y no es justo que sea comparada con las ligas Europeas. Son contextos y entornos totalmente diferentes. Tiene aún mucho recorrido para ir creciendo y mejorando, con sus cosas buenas y sus cosas malas, como en la liga española.  En este país, por ejemplo, yo siempre he valorado muy positivamente el hecho de que hay un calendario de liga con fechas, horarios de partidos muy bien definidos desde el comienzo del campeonato.

De modo que sabes con gran antelación si juegas un sábado a las 18:30 o un domingo a las 15:00, la ciudad, el estadio etc. Es algo que ayuda mucho pues desde el comienzo del comienzo del campeonato puedes preparar los viajes y hacer una correcta planificación de los entrenamientos. En mi opinión hay buenos futbolistas, aunque con algunas carencias. Y muchas veces,  cuando aquí dicen que “tal jugador es muy malo”, yo siempre les digo que la “culpa” de que sea malo, no es de él, sino de quien no se lo ha enseñado. Aquí la metodología de aprendizaje de la técnica es la misma que en Brasil, Argentina etc, mucha calle, mucho barrio, muchas horas con pelotas y canchas que favorecen ese aprendizaje técnico.

Da mucha alegría ver que en Bolivia, al contrario que en España, en todos los barrios uno se puede encontrar un campito de fútbol lleno de niños jugando a cada hora del día (o de la noche). Campitos que por otro lado están llenos de baches y dificultades. Yo siempre he sido de la idea de que nunca vi un jugador europeo como Beckham, Iniesta o Zidane, por muy buenos que sean y por bien que jueguen, hacer las cosas que hacen los sudamericanos como Ronaldinho, Romario, Messi o Pelé.

Aquí pasa lo mismo, hay una tremenda calidad técnica, solo que desde hace algún tiempo no sale ningún jugador deslumbrante. Yo he tenido la suerte de venir a este país asiduamente desde el año 2002, teniendo la oportunidad de conocer su liga y sus jugadores así como su idiosincrasia, algo que me hace admitir que no es fácil para un técnico europeo entrenar aquí.

Hay que conocer la altura y valorar que un día se juega a 800 metros, al de unos días a 3.600 y la semana siguiente a 4.400, algo que no es nada fácil. Además de los medios que hay para entrenar y la metodología a la que jugadores y clubes están acostumbrados. Es por eso que a lo mejor no es una de las mejores ligas del mundo (seguro que no lo es) pero sí que es una de las ligas más difíciles y complicadas.

Por otra parte, todo el mundo critica a la selección nacional. Todo el mundo es muy pesimista con respecto a que vuelvan a clasificarse para la disputa del un mundial, pero hay que tener en cuenta que el sistema de clasificación no es como el europeo, asiático etc…

Aquí todos los equipos sudamericanos se enfrentan en una liga, y competir con Argentina, Brasil, o Uruguay no es fácil tanto para Bolivia como para el resto de los países. Por poneros un ejemplo, imaginaros que Europa entera fuese un grupo de clasificación para el mundial con selecciones como la de España, Inglaterra, Francia, Italia, o Alemania ¿Qué es lo que sucedería? Estoy casi seguro que si los grupos de clasificación fuesen como en Europa donde hay países como Malta, que es muy difícil que se clasifiquen a un mundial o compitiese con selecciones africanas, asiáticas etc…, Bolivia podría llegar a disputar un mundial porque tiene buen futbol y una buena tradición futbolística.

No obstante, como eso a día de hoy no es viable, habrá que trabajar sobre la cruda realidad. Aunque lo que sí que es cierto, es que en este mundo es muy fácil ver los defectos, y pocos se preocupan de ver y reforzar las virtudes y dar un ligero toque de  optimismo a las cosas. Yo, por el momento, seguiré con mi aventura, y seguiré construyendo escalones para llegar al cielo, porque no existen los límites, y menos para los soñadores.

Víctor Cano Niño

¿La frase del día de hoy? “La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante” (Paulo Coelho).

Comments are closed.