Kuwait, futsal, desierto, petróleo y jeques, por Carlos Corona Suárez

Víctor Cano Niño y la oportunidad de vivir su precioso sueño boliviano
jueves 24 abril, 2014
El fútbol base y la escuela de la vida, por Olav Meyer Muñoz
jueves 1 mayo, 2014

Kuwait, futsal, desierto, petróleo y jeques, por Carlos Corona Suárez

Desierto, petróleo y jeques. Son las tres cosas en las que pensé cuando colgué el teléfono después de recibir la propuesta de trabajo para formar parte del cuerpo técnico de la selección de futsal de Kuwait.
¿Futsal? ¿Pero esto no es una web de entrenadores de porteros de futbol? Pues sí pero el hecho de que tengamos 11,26m² de diferencia en nuestras porterías no quiere decir que no haya puntos en común. Y muchos, pero empecemos por el principio.
Soy Carlos Corona, entrenador de futsal, especializado en porteros y ex portero (me llevé mis pelotazos ). He tenido la suerte de formar parte de cuerpos técnicos con grandes profesionales (Pinto, Guadalajara, Selección Española de Futsal, Selección de Kuwait, etc…) y desde hace dos años vivo y trabajo en Kuwait y sí, hace mucho calor aquí.
Porteros y aventura. Eso me llevo a hacer las maletas y conocer de cerca la realidad de la cultura musulmana y sus costumbres. Después de más de dos años aquí y tras haber pasado del cuerpo técnico de la selección a tomar el mando de un club de primera división del país, puedo definir este futsal como: en proceso.
En estos dos años la liga ha mejorado mucho gracias a la mejora de la selección, nos clasificamos para el mundial de Tailandia quedando 5º en la copa de Asia de Dubai contra todo pronóstico, eso sirvió para poner a Kuwait en el panorama del Futsal y que entrenadores y jugadores de primer nivel se tomaran en serio las ofertas recibidas de los clubs.
Nueve equipos en una liga a doble vuelta y una copa con eliminatorias a un sólo partido no dan para mucho. La convivencia entre jugadores profesionales y jugadores amateur (todos los jugadores kuwaitís compaginan un trabajo de mañana con los entrenamientos por la tarde) es bastante complicada para el entrenador, ya que tiene que realizar entrenamientos para jugadores profesionales (algunos de ellos internacionales por sus países) y jugadores para los cuales es su primera experiencia en el deporte.
Gracias a dar el “sí quiero” a Kuwait y a su calor, 38 grados ahora mismo, he podido vivir experiencias, tanto profesionales como personales, increíbles. Si tuviera que quedarme con una sería sin dudarlo con la participación en un Mundial, algo que creo que todo deportista anhela, y más en nuestro deporte que desgraciadamente no somos olímpicos.
La liga aquí ha terminado y tras mi experiencia al mando de Kuwait Club veremos que puertas se abren y cuales se cierran. Lo único que tengo claro es que mi forma de entender el futsal y el entrenamiento de porteros en particular, sigue y seguirá siendo MI PASIÓN por mejorar y devolver al futsal todo lo que me ha dado.
Para finalizar quería dar la gracias a Jon por dejarme un hueco en su web para contar mis batallitas y por ser una fuente de inspiración profesional y personal continua. ¡Diferente portería pero mismo objetivo! Hoy me voy a anticipar al goalkeeper coach de Sundowns ¿Mi frase para el día de hoy? “Los que piensan que es imposible, no deberían molestar a los que lo estamos intentando” (Albert Einstein).
 
Carlos Corona Suárez

Comments are closed.