Mañana martes volaré rumbo a mi dulce hogar de mi Bermeo natal

Mañana a las 19:30 horas de la tarde noche el goalkeeper coach de Sundowns dará comienzo al trayecto que le llevará de vuelta a su hogar dulce hogar de su pueblo natal, Bermeo. Tras una escala de unas cuantas horas en Frankfurt, el aterrizaje en el aeropuerto de Bilbao esta previsto para las 13:30 horas del mediodía.
No habrá rueda de prensa, ni txistularias, ni banda, y la llegada no será emitida en directo por ninguno de los canales de televisión. Esta vez no he tenido problemas con los billetes y no ha hecho falta ninguna llamada a la mafina rusa.
Parece ser que tras 4 años en este país comienzan a tomarme en serio. Salvo pequeñas cosillas, que para alguno serían grandes pero para mí después de cuatro años en este país no lo son, puedo dar comienzo a la operación retorno con relativa tranquilidad ¡Que no es poco!
Mi llegada a la Villa Marinera coincidirá con la celebración, ese mismo fin de semana, del Arrain Azoka. Comentar que el equipo dará comienzo mañana a los entrenamientos para preparar un partido amistoso en nada menos que Namibia. Partido y viaje del cual me encuentro “liberado” de asistencia, por cortesía de nuestro entrenador que quiere que disfrute lo antes posible de los mios en mi casa.
Tras unos cuantos días en la Villa Marinera, la próxima escala será la isla de Lanzarote, donde disfrutaré de una semana en compañía de mi familia. Habrá que gastar parte de lo ganado en la conquista del campeonato y no hay mejor forma que hacerlo compartiendo con los mios. ¿La frase para el día de hoy? “El lugar que amamos, ése es nuestro hogar; un hogar que nuestros pies pueden abandonar, pero no nuestros corazones” (Oliver Wendell Holmes). Desde Johannesburgo como siempre con amor mucho amor el goalkeeper coach de Sundowns, también conocido por algunos como Jon Pascua Ibarrola.
Foto: Nuestro entrenador Pitso Mosimane, primer entrenador sudafricano negro en ganar la Premier Soccer League sudafricana, alzando la copa a hombros de nuestros jugadores. ¡Un momento realmente espectacular que no olvidaré en mi vida!

Comments are closed.