Nuevo fin de semana sin competición para la entrañable familia Sundowns

Tras nuestra eliminación copera de la MTN8 Cup de manos del Platinum Stars de nuevo disfrutaremos de un fin de semana más sin competición aunque no por ello abandonaremos los entrenamientos. De hecho esta misma mañana hemos entrenado en nuestras instalaciones de Chloorkop tras el día libre de ayer viernes.
En cuanto al día a día de mi particular “Ejército de las Tinieblas” comentar que el jueves, el día posterior al partido, no hubo regenerativo para Kennedy Mweene (el hombre que ocupo la titularidad de la portería de Sundowns) y participó con el resto de los porteros en el trabajo de fuerza explosiva que tenía preparado sabiendo que el viernes íbamos a tener descanso.
Hoy he vuelto a la fuerza, esta vez integrada en varias tareas de fundamentos aéreos y desplazamientos mediante la utilización de las habituales bandas elásticas además del valor añadido que le ha dado a la sesión el que todos ellos portaran a cuestas chalecos lastrados de 5 kilogramos peso. Un trabajo realmente intenso que seguramente condicionará la sesión de mañana domingo. Aunque tengo mis dudas, pues como estamos acostumbrados a entrenar a un ritmo alto, a menudo me sorprenden con la facilidad que tienen para asimilar elevadas cargas de trabajo.
No obstante, si tengo que “aligerar” porque no han recuperado lo suficiente lo hago y vuelvo a hacer otro pico el lunes y el martes para llegar a tope al derby del miércoles frente al todopoderoso Orlando Pirates que no está atravesando su mejor momento. Por lo demás, hoy he disfrutado de un almuerzo y algo más en Johannesburg City con uno de nuestros masajistas y uno de nuestros analistas.
Os aseguro que aquí, por el estilo de vida y por las distancias a las cuales vivimos unos de otros (Johannesburgo es muy grande), la gente hace vidas muy aisladas y no se llevan mucho los momentos tipo “cuadrilla”, algo que hecho mucho de menos desde mi llegada a este país allá por el mes de julio de 2010.
El ocio, a menudo, brilla por su ausencia y uno se acostumbra a trabajar tanto que se olvida de ese otro tipo de vida. No obstante, para ser sinceros, es algo que también me ha ayudado a crecer como entrenador. Pero con el correspondiente sacrificio que ello conlleva, claro está. ¿La frase del día de hoy? “Cuando nos invade la pena, un día dura tanto como tres otoños” (Le Thangh Tonh). Y además de verdad. Desde Johannesburgo como siempre con amor mucho amor el goalkeeper coach de Sundowns, también conocido por algunos, solo por algunos, como Jon Pascua Ibarrola
Foto: Esta misma tarde, durante una de mis salidas de incógnito por Johannesburg City. Sinceramente, creo que tengo que arreglarme un poco esos pelos blancos que llevo en la cara. Vamos a ver si encuentro el momento y me pongo en ello.

Comments are closed.