La filosofía del club en apoyo a las ideas del entrenador de porteros

La planificación futbolística, por David Dóniga Lara
martes 16 septiembre, 2014
La teoría y la práctica: las claves del EdP, por David García Luque
martes 7 octubre, 2014

La filosofía del club en apoyo a las ideas del entrenador de porteros

Aunque un entrenador de porteros siempre tiene sus ideas y tiene que ser lo más fiel posible a ellas, el club en el cual está trabajando, le puede asumir unas determinadas funciones y responsabilidades, que pueden determinar la estructura en la forma de su pensamiento. Por eso, la forma en que nuestro cerebro se desarrolla, está fuertemente influenciado por la naturaleza que le rodea. Sin embargo, nuestro ser, busca superar esta limitación mediante la creación de modelos mentales que nos ayuden a llevar a cabo la acción.
El objetivo del modelo del club, es tratar de desarrollar unos esquemas sostenibles que creen una base coherente para el razonamiento, para que los recursos utilizados por el entrenador de porteros, tengan un significado. Por lo tanto, la construcción de un modelo mental, es una necesidad absoluta, y se adapta específicamente para el contexto en el que aparece.
Mientras que algunos clubes no tienen ninguna relación en el trabajo similar entre el departamento de formación del fútbol base y el departamento del primer equipo, otros lo hacen muy bien y sus ideas son buscadas para ser aplicadas a los porteros de formación, para que sean lo más cercanas posibles a las que realiza el primer equipo, para que el paso de los porteros en formación con respecto al primer equipo, sea lo más lógica e integrada posible.
Existe la posibilidad incluso de que algunos clubes opten por crear un modelo de entrenador, formado y guiado por el propio club, para que se identifique lo antes posible con la filosofía de dicho club. Por lo tanto, es esencial que se tengan en cuenta todos los factores relacionados con el proceso de formación. En este sentido, los entrenadores de porteros de un mismo club, deben trabajar de la misma manera y con la misma filosofía, porque debemos trabajar de acuerdo a ciertas ideas, y seguir las mismas pautas, sino, tenemos un gran problema.
De hecho, para que un determinado modelo de formación pueda ser aplicado y que las ideas se pueden realizar, todos los entrenadores de porteros, deben ser conscientes de lo que tenemos que hacer. Para ello, debe existir un modelo de trabajo transversal en todos los niveles de formación, para que se realice un trabajo coherente y se pueda seguir una línea progresiva para que de su fruto. Para ello, el modelo y tipo de formación del portero, debe ser idéntico en todos los escalafones.
Como conclusión, podemos decir que el entrenador de porteros debe ser capaz de expresar sus ideas a sus porteros, en busca de su evolución, a medida que van asimilando las ideas del club que defienden y, en consecuencia, estar integrados en el modelo de formación del mismo. Debemos permitir el desarrollo de unas estructuras de procesos a largo plazo, para que la importancia del modelo de trabajo sea coherente y progresiva, ya que será este modelo de los jugadores, el que permita la construcción de una personalidad identificada con el club.
Para finalizar con la entrada, compartiré con todos/as vosotros/as una frase que recoge todo lo anteriormente comentado. Espero que a estas alturas de pretemporada, estéis lo más cerca posible de vuestro mejor rendimiento deportivo como porteros/as. ¿La frase del día de hoy? “Nuestra cabeza es redonda para permitir al pensamiento cambiar de dirección”.
David García Luque

Comments are closed.