Vídeo del espectacular juego con los pies de nuestro portero, componente de mi particular ejército de las tinieblas y número uno de la selección de Zambia Kennedy Mweene, un hombre que posee un talento natural único. Uno de los mejores “Tiki Taka” que he tenido la oportunidad de disfrutar sobre un terreno de juego en mi vida, y que no tiene nada que envidiar en esta faceta del juego a grandes porteros europeos.
Un hombre que posee una especie de “don” en su juego, que se encuentra terriblemente cómodo con el balón en los pies y que transmite una seguridad terrible en todo lo que tiene que ver con el trato del balón. Entre sus grandes virtudes destaca su gran capacidad para utilizar el recurso del engaño, algo que le hace evitar posibles situaciones de presión con suma facilidad.
Alguien, que con el balón en los pies, hace muy fácil y sencillo lo complicado, y que transmite una gran serenidad incluso en situaciones límite. Capaz de jugar tanto en corto como en largo, da al equipo la oportunidad de generar superioridad numérica al no importarle recibir en balón con presión directa.
Posee un gran control y pase, tanto con el interior como con el empeine. De su capacidad de combinar destacaría su solvente pase con el interior, algo que le permite, con un golpe seco, meter una gran cantidad de balones por dentro a los medios centros, tanto en distancias cortas, medias e incluso largas.
A pesar de ser diestro maneja de forma muy solvente la izquierda y no le crea ningún dolor de cabeza llevarse el balón a su pierna no dominante para realizar un despeje o un golpeo cuando la presión viene por su derecha. Destacan también sus “Aquí no ha pasado nada”, que son nada menos que sus regates o recortes a delanteros en seco, esto último siempre en situaciones extremas. Algo que por otro lado, controla de maravilla, siendo un recurso que utiliza en momentos muy puntuales, aproximadamente 3 o 4 veces al año.
La mayor temeridad puede parecer algo sencillo cuando es ejecutada por el, por aquello de que tiene un terrible poso y seguridad cuando maneja el balón con los pies. Posee también un terrible golpeo capaz de poner el balón en el área contraria desde un saque de meta, y es especialista también en el lanzamiento de penaltis, sobre todo con la selección de Zambia, donde es capitán.
Si os soy sincero, disfruto muchísimo cuando recibe el balón en cada partido, sobre todo cuando lo hace bajo presión inminente por parte de un adversario, pues me encanta observar su conducta, comportamientos, y como emplea sus recursos en cada situación a pesar del riesgo que ello conlleva. Su participación en esta faceta del juego tiene un gran impacto en el juego del equipo y es un portero que me ha enseñado a valorar aún más este aspecto del juego, a pesar de que siempre he sido un apasionado de ello.
Valoro y respecto su esencia y jamás lo condiciono para que deje de tomar riesgos, pues tiene una gran capacidad para asumirlos gracias a su gran personalidad, algo que por otro lado es el gran secreto de su éxito. A continuación me gustaría adjuntar algunos enlaces a varios artículos publicados en la web en los cuales podréis observar muchos aspectos sobre los cuales he ido hablando:
Sin más os dejo con el vídeo, el de la muestra del gran dominio de la faceta del juego con los pies de nuestro portero y número uno de la selección de Zambia Kennedy Mweene. Espero que lo disfrutéis tanto como yo cada domingo. ¡Uno de los mejores “Tiki Taka” del mundo! Os aseguro que es ver como recibe el balón y ¡Comenzar a disfrutar! ¿La frase del día de hoy? ”Hacer con soltura lo que es difícil a los demás, he ahí la señal del talento; hacer lo que es imposible al talento, he ahí el signo del genio” (Henry F. Amiel).

Comments are closed.