Tras prácticamente dos años en Sundowns, en los cuales tan solo había disputado un partido oficial, nuestro joven portero Thela Ngobeni esta teniendo la oportunidad de disfrutar de la competición gracias a la Multichoice Diski Challenge o Liga de Reservas.
Una liga que este año esta muy bien gestionada y organizada y de la cual incluso se están televisando muchos de los encuentros. Su participación nos está dando la oportunidad de entrar de lleno con el trabajo de video análisis, algo que no podíamos hacer de forma plena y correcta al no estar teniendo minutos de juego.
Minutos de juego que se le vienen negando desde hace aproximadamente 4 años, pues antes de su llegada a Sundowns también estuvo en otro grande (Kaizer Chiefs) y no tuvo oportunidad de participar en muchos encuentros oficiales. Independientemente de lo que se puede observar en los partidos amistosos, es en los encuentros oficiales donde realmente se puede valorar la capacidad de un portero.
No es lo mismo asumir riesgos y tomar decisiones en los entrenamientos y partidos amistosos que hacerlo durante encuentros oficiales, con cámaras de televisión de por medio y donde todo lo que haces adquiere una mayor relevancia, incluidos el valor de los puntos en juego. A continuación, en el siguiente vídeo, adjunto lo más destacado del penúltimo partido que ha disputado y que fue televisado.
Tuve la oportunidad de verlo en directo por televisión y tras esto solicite a nuestro analista que me hiciera una copia del partido y los cortes de todas sus acciones. Lo que hago con Thela Ngbeni, es revisar todos estos clips,uno por uno, y hablar sobre ellos. Y no solo de lo que hace, sino también de lo que no hace.  En los clips me gusta recoger también todo lo que son centros al área, aunque no participe en ellos, así como todo tipo de disparos que van entre los tres palos o fuera.
Me gusta también hacerle muchas preguntas porque necesito saber cual es su concepto del juego, y cual es su patrón de conducta a la hora de analizar las diferentes situaciones, tanto defensivas como ofensivas, a las que se enfrenta durante el partido. A menudo el error no esta en la toma de decisión propiamente dicha, sino en la mentalidad con la cual el portero afronta cada situación así como en los estímulos a los que atiende, a modo de recogida de información, para procesarla y llegar hasta la toma de decisión. Para decirlo de una manera más sencilla; para poder ayudarles, necesito saber como piensan y que es lo que se les pasa por la cabeza mientras están jugando.
El análisis de su primer partido nos llevo cerca de dos horas. Recuerdo que entramos a la sala de vídeo a las 12:00 del mediodía, nada más finalizar la sesión de entrenamiento y el almuerzo, y salimos de ella sobre las 14.00 horas. Quizás pueda parecer mucho tiempo, pero os aseguro que a ambos se nos paso volando. Hablamos mucho de sensaciones, sobre todo las que tiene en los momentos en los cuales no realiza correctamente alguna acción o no toma una correcta toma de decisión, y de como gestionar el error.
Con todo esto, lo que hago, es traerlo a mi “terreno” y hacerle ver que el error es algo que no me preocupa, en cierta medida, y que quiero que el lo vea de la misma manera. Le hago ser exigente en la valoración de su juego, para intentarlo llevar a otro nivel, más allá de que se que lo que le pido esta muy por encima de lo que jamás le han pedido nunca.
Le digo que cuando se analice, lo haga desde fuera, pensando que es una tercera persona la que juega. Y le animo también a que no dude en ponerse el dedo, no para castigarse, sino para que sepa que su mejora es la prioridad, y no su “ego”. Todo acto de aprendizaje requiere una dosis de daño en la propia autoestima, con lo que resulta importante saber encajar los golpes cuanto antes mejor, a la vez que olvidar el “ego” con objeto de asumir todo aquello que no es correcto y digno de ser optimizado en su juego.
Quizás sea por esta razón que los niños aprenden rápido. Para ellos no existe eso del “ego” y la “autoestima”, con lo que seguramente tienen una libertad para aprender que los adultos no tenemos.  Esta próxima semana me reuniré de nuevo con él para dar continuación al proceso. Un proceso en el que en estos momentos también estoy inmerso con Kennedy Mweene.
Recuerdo que nuestras primeras sesiones de video análisis eran también muy largas pero luego, con el tiempo, se fueron acortando. Sobre todo a media que yo más información tenía (pues preguntaba menos), y porque las situaciones se iban repitiendo, había mejora, y no teníamos que hablar tanto de ellas. Indudablemente en todo este tiempo, he ido también optimizando mi forma de trabajar el vídeo y creo que ahora, con el paso de éste, he mejorado como ellos en lo que se refiere a la habilidad para analizar un partido. Para todos aquellos interesados en leer algo al respecto, adjunto unos cuantos enlaces a varios artículos del área de metodología de la web en los cuales hablo de todo lo relacionado con los aspectos tácticos del juego y mi patrón de conducta para su entrenamiento:
Para finalizar, me gustaría situar en el contexto adecuado el trabajo que se ha ido haciendo con Thela Ngobeni desde su llegada al club hace dos años. Podréis leer algo al respecto en el siguiente enlace: Thela Ngobeni y el antes y después de su llegada a Mamelodi Sundowns (Marzo 2014).
A continuación también, en este otro enlace, podréis observar un vídeo de como el proceso de enseñanza y aprendizaje de los gestos técnicos. Este concretamente, sobre la incorporación mediante rotación en el suelo: El entrenamiento y la mejora de la técnica del portero de fútbol (Junio 2013).
Sin más, os dejo con el vídeo que acompaña esta noticia, el de unos cuantos clips y lo más destacado de una de sus actuaciones en estos partidos de la “Multichoice Diski Challenge”. Sinceramente, creo que para apenas haber disputado un par de partidos en cuatro años, es un buen comienzo y estamos trasladando y haciendo un uso correcto, de todo lo que hemos estado trabajando durante todo este tiempo. ¿La frase del día de hoy? “Fallar a menudo es hasta ahora la mejor forma conocida de llegar más rápido al éxito” (Tom Kelley). Es por esta razón que nosotros al error no le tenemos miedo, ningún, ningún miedo. Porque aprender es un regalo, incluso cuando el dolor sea el maestro.

Comments are closed.