Orlando Pirates 1 Sundowns 1 en el 3º de los 6 partidos de la maratón

Durante la tarde noche de ayer la familia Sundowns se hizo con un punto en su visita al Orlando Stadium de Soweto en partido correspondiente a la 15ª jornada de liga. El tercero de los seis encuentros de la maratón nos nos trajo la victoria, como los dos primeros, y no fuimos capaces de abordar el barco Pirata, que escapó con vida.
Nos adelantamos muy pronto, en el minuto 5 de partido, obra, por tercera vez consecutiva, de nuestro centrocampista procedente de Zimbabwe Khama Billiat. Encajamos el gol del empate en el minuto 32 y, desde ahí, el marcador no se movió. Una auténtica tarde de soccer sudafricano en la que los dos equipos corrimos de lo lindo, gracias a que el balón prácticamente apenas salía del rectángulo de juego.
El punto puede considerarse como justo, a pesar de que lo tuvimos muy pero que muy fácil durante los primeros 30 minutos para matar el partido frente a un Orlando Pirates que daba la sensación de haber entregado la cuchara. No obstante, siendo sincero, las mejores ocasiones corrieron a cuenta de ellos y, a pesar de que no podemos estar satisfechos, tampoco podemos protestar al respecto.
Independientemente de todo, el titular sería “Sundowns dejo escapar a Orlando Pirates con vida”. Tras la victoria del Bidvest Wits University caemos hasta la 3ª posición de la tabla a 13 puntos del líder Kazier Chiefs y a 2 de los universitarios, ambos con un partido más jugado.
¿Próximo partido? Pasado mañana sábado. ¿Rival? Tuks University. Tras la paliza de ayer, que ha sido de “toma pan y moja”, ya tenemos encima el cuarto de la maratón. ¡Casi nada! Os aseguro que no he visto cosa igual en la vida, con una recta final de diciembre con 6 partidos en 18 días.
¿La frase del día de hoy? “Lo que con mucho trabajo se adquiere, más se ama” (Aristóteles). Desde Johannesburgo como siempre con amor mucho amor el goalkeeper coach de Sundowns, también conocido por algunos, solo por algunos, como Jon Pascua Ibarrola.
Foto: Con Thabo, uno de nuestros masajistas (a mi izquierda) y Carl (a mi derecha), uno de nuestros doctores, a nuestra llegada al Orlando Stadium de Soweto la tarde noche de ayer una hora y media antes del comienzo del partido frente a Orlando Pirates Ambos muy buena gente. ¡Que bonito que es tener familia! Tal y como dice la letra de una canción: “Hay amor en todas partes y en cada rincón del mundo”.

Comments are closed.