Surcando el cielo africano de vuelta a Sudáfrica ¡La aventura continúa!

Tras escasa hora y media de avión ya estoy en París, la ciudad del amor, a la espera del vuelo nocturno que me llevará de vuelta a Johannesburgo, la ciudad que ha sido mi hogar durante los últimos 5 años. Tras 2 semanas de vacaciones el goalkeeper coach de Sundowns vuelve al trabajo y a dar continuación a la aventura.ç
Han sido 15 días que se han pasado volando, y a pesar de que vuelvo con las pilas cargadas me hubiera gustado disfrutar de más tiempo en casa. Esto es algo que se viene repitiendo siempre, así que no es una sensación nueva para mi, sino una especie de bucle que se ha repetido casa 6 meses en los últimos 5 años. Vuelvo como siempre ilusionado, con ganas de dar comienzo al trabajo y de disfrutar del tiempo que he de esperar para volver de nuevo a casa.
Serán 6 meses muy especiales, seguramente los últimos que disfrutaré en este país y en este continente que tanto me ha dado. Si todo se mantiene tal y como lo deje, durante esta nueva pretemporada, tendré la oportunidad de conocer dos nuevos países del continente como son Tanzania y la República Democrática del Congo. Y a estos seguramente se unirán unos cuantos más cuando demos comienzo a la Champions de África el próximo mes de febrero.
Una competición que me llevará al hábitat que más adoro, que no es otro que la playa y el mar, pues nuestro primer partido de Champions se disputará en una isla. ¡Siempre agradecido a esta aventura y a la vida! Próximamente os pondré al día. Vuelvo también con la ilusión de seguir moviéndome hacia la esencia de este trabajo e ir optimizando un modelo de entrenamiento en el que llevo 5 años construyendo.
Y, como no, ilusionado también en seguir creciendo en lo personal, que es para mi el mayor de los retos. Sobre todo en cuanto a tener consciencia de lo que soy, lo que quiero ser y como llegar a conseguirlo. Vuelvo a un país y un continente que han sido clave tanto en mi desarrollo personal como en el profesional, y aterrizaré con la ilusión de exprimir al máximo estos seis próximos meses. A partir de ahí, creo que es hora ya de cerrar una etapa y buscar nuevos horizontes, a pesar del apego y el miedo que uno siente por abandonar lo que ha sido su hogar y su vida durante durante cinco largos años.
No tengo ninguna duda de que la próxima temporada la vida me va a seguir ofreciendo trabajo, así que quiero seguir creciendo y trabajando para cuando se produzca el cambio. De nuevo, trabajaré para ser la mejor versión de mi mismo y generar con ello oportunidades de trabajo. Con paciencia y sin prisa, porque se que tarde o temprano llegará mi momento, tan sólo tengo que esperarlo. Pero sobre todo, trabajo para que cuando llegue la oportunidad tenga la sensación de merecerla, porque ese es el más grande de los éxitos. Pues como dijo una vez Albert Camus “El éxito es fácil de obtener, lo difícil es merecerlo” que, por cierto, es la frase del día de hoy. Desde la ciudad del amor como siempre con amor  (valga la redundancia) mucho amor el goalkeeper coach de Sundowns, también conocido por algunos solo por algunos como Jon Pascua Ibarrola.
Foto: Con Kennedy Mweene (Zambia) y Dennis Onyango (Uganda), dos de los componentes de mi particular “Ejército de las Tinieblas”. Dos hombres que, sin ellos saberlo, me han ayudado a crecer tanto como yo a ellos. Me imagino que a estas alturas serán ya casi familia para vosotros. Grandes personas, grandes tipos y grandes trabajadores. Pero sobre todo, humildes y grandes corazones.

Comments are closed.