Hoy disputaremos frente al Celtic el 8º y último partido de pretemporada

Hoy domingo 1 de febrero disputaremos en la ciudad de Bloemfontein el que será nuestro último encuentro de pretemporada antes de reanudación del campeonato liguero sudafricano el próximo día 10 frente al Moroka Swallows. Nos enfrentaremos al Bloemfontein Celtic, equipo que representa a la ciudad y que es también nuestro rival en la Premier Soccer League de Sudáfrica.
Con este serán 8 los encuentros que hemos disputado esta pretemporada en las escasas 4 semanas que hemos tenido de preparación pues dimos comienzo a los entrenamientos el pasado 8 de enero. Hoy, en este último partido de preparación, acudiremos al estadio con el once de gala con objeto tenerlo todo a punto antes de partido frente a Swallows.
Nada más finalizar el encuentro volveremos a meternos en el autobús para cubrir el trayecto de 5 horas hasta la ciudad de Johannesburgo. El lunes disfrutaremos de un día libre y el martes daremos comienzo a los entrenamientos. A partir de ahí, dispondré de una semana limpia, sin partidos amistosos, pera preparar nuestra vuelta a la competición. ¡Todo un lujo!.
Y algo que no ha sucedido en todo este mes. ¿La anécdota del día de hoy? Una revista de Uganda nombra de Dennis Onyango com el quinto hombre más sexy de Kampala, la capita de Uganda, en una lista de 15. ¡Casi consigue medalla!. En este departamento queremos llevarnos todos los trofeos. ¿La frase del día de hoy? “Uno recuerda con afecto a los maestros brillantes, pero con gratitud a los que tocaron nuestros sentimientos” (Carl Jung).
Foto: Wayne Sandilands, Thela Ngobeni y Dennis Onyango, los tres componentes de mi particular ejército de las tinieblas que se desplazaron para la disputa de los 3 partidos del jueves y el viernes pasado a Durban y Pietermaritzburg. Casualidades de la vida, en el vuelo de vuelta de la noche del viernes a Johannesburgo, con el avión lleno, les tocó sentarse en la misma fila de asientos y en el mismo lado. No pude más que capturar una foto al entrar al avión. “Coach, si llega a ser una fila de cuatro te hubiera tocado con nosotros seguro”, me decían. ¡Que bonito es tener familia! Difícil volver a trabajar en un departamento de porteros tan, tan unido.

Comments are closed.