El eterno caballo de batalla del EdP amateur, por Alfredo Carceller

Dicen que segundas partes nunca son buenas, pero en este caso sí. Hace más o menos un año Jon me ofreció participar en su web, más concretamente en la sección de la “Firma Invitada”, y allí os contaba mis inicios como entrenador de porteros, pasando desde el fútbol base a un ascenso a 3º División en tan sólo 2 años y tener la oportunidad de debutar en categoría nacional de la mano del CD San Fernando.
El nacimiento de mi hija y otra serie de problemas personales me hicieron hacer una pausa en lo futbolístico,  pues la familia siempre es lo primero. Una vez reiniciada “mi carrera” como EdP os dejaba con mi anterior equipo el CD Betis San Isidro luchando por no descender debido a un mal comienzo liguero, pero tras un cambio de piezas en la delantera, el equipo empezó a tirar hacia arriba y conseguimos la salvación.
Terminado el año me me fui al paro en cuanto a lo futbolístico. el entrenador marchó del club, y aunque el presidente me ofreció la renovación y continuar, otro año de atascos y carreras para llegar puntual a os entrenamientos, sin recibir nada a cambio, me hacen decir que no al club. No me quedó otra que poner a mi representante en modo búsqueda, es decir al señor google…. con la ilusión de encontrar algo donde poder seguir entrenando.
Tras rechazar alguna propuesta, unas veces porque no recibía compensación, y otras por la distancia, a finales del verano de 2014 me vi sin equipo y e inmerso en un nuevo alto en el camino en mi carrera como entrenador de porteros, lo cual me hace plantearme muy seriamente si merece la pena continuar con esto.
Todos quieren tener un entrenador de porteros pero muy pocos pagar por ello. Un lujo dicen, tener uno en el cuerpo técnico, aunque no hay dinero para este puesto y si para firmar jugadores a a mitad de temporada. Finalmente recibo un propuesta de mi anterior entrenador, ahora director técnico del Alcobendas CF para entrenar a los porteros del juvenil división de honor.
Propuesta que acepto inmediatamente después de unas duras negociaciones que transcurrieron de la siguiente manera:
– DT: “Alfredo no se paga, pero quiero vengas con nosotros así que si quieres vente sólo un día” 
– Alfredo:  “Claro gracias por acordarte de mí, pero o voy 2 días o me quedo en casa”
– DT: “Perfecto, empiezas cuando vuelvas de vacaciones”
¿Porqué acepto si en un principio dije que no quería trabajar sin cobrar? Y que conste que cuando hablo de cobrar a lo que me refiero es a cubrir gastos, porque indudablemente mi trabajo es otro y no vivo de esto. Pero conlleva unos gastos de transporte, formación y tiempo que siempre viene compensar con una pequeña remuneración económica.
El caso es que acepto porque me pilla a escasos 10 minutos de mi casa y es una oportunidad única entrenar en un Juvenil División de Honor y enfrentarte a las mejores canteras de España como son la del Real Madrid, Atlético de Madrid, Rayo Vallecano, Getafe y Real Valladolid entre otros.
Así que dada la importancia de la categoría y mi afán por mejorar en realizo 2 cursos, uno con la academia del Levante UD y otro con CENAFE estando a la espera de dar comienzo a un tercero. Mi día a día con los porteros es un poco extraño ya que mi única petición para entrenar al equipo es tiempo con los porteros y espacio para entrenarlos pero en una primera etapa con el primer entrenador apenas se cumple, pues acabo siempre en una esquina y no cato portería.
Todo acabó un día que me hacen acudir a la sesión para trabajar con los porteros durante escasos 10 minutos. Es entonces cuando decido poner punto y final, pues considero que mi trabajo no se puede desarrollar con garantías y no es mi deseo ser un “entretenedor” de porteros en lugar de un entrenador de porteros.
El entrenador dimite al poco tiempo y vuelvo al equipo, con el nuevo entrenador vuelta a las negociaciones/lucha por el tiempo y el espacio de entrenamiento aunque esta vez con el apoyo de mis porteros poco a poco comienzo a ganar terreno y consigo disfrutar de mas tiempo con los porteros y entrenar en portería mas tiempo, veremos cuánto dura, pues dada la situación del equipo las necesidades siempre son otras… En fin, que así de complicada y sufrida es la vida del entrenador de porteros amateur.
Y así seguimos, compaginando la vida profesional y deportiva… utilizando el poco tiempo que me deja mi pequeña de dos años (la cual siempre quiere ir al fútbol de papá) para actualizar de vez en cuando mi blog personal, ver los resúmenes de mi equipo y partidos de fútbol por televisión. Además de navegar por las redes observando cómo trabajan profesionales como el goalkeeper coach de Sundowns, con objeto de buscar las inspiración suficiente para preparar las sesiones de la mejor manera posible y seguir mejorando como entrenador de porteros.
Así que en una tercera entrega de mi participación en la Firma Invitada os pondré al corriente de si conseguimos o no mantener la categoría de División de honor y si hay algún cambio en cuanto al lugar o club en el que estoy trabajo. ¡Esperemos que cobrando! Como siempre, darle las gracias al goalkeeper coach de Sundowns por acordarse de mí y estar siempre disponible. Espero poder conocerle en persona algún día. Pero ¡Coño! Que haga alguna charla en Madrid que tampoco se está mal. Ahí te tiro el guante, y nunca mejor dicho.
Alfredo Carceller
 
Para todos aquellos interesados en leer la primera participación e Alfredo Carceller en la Firma Invitada de la web, a continuación adjunto el enlace: “Alfredo Carceller y su interrumpida y trabajada carrera como EDP”.

Comments are closed.