Los circuitos de trabajo con los porteros, por Víctor Alejandro

La importancia de mantener en todo momento concentrados y activos a los arqueros durante el entrenamiento es algo que debe ser primordial en la planeación de cada sesión de entrenamiento. Desde el momento que empiezan a trabajar su nivel de concentración se debe  agudizar, debido a que es de vital importancia que su enfoque hacia cada movimiento, hacia cada respuesta, y hacia lo programado para la sesión sea optima.
Durante el paso del tiempo escuchamos un sin numero de veces aquello de “Tal y como entrenas juegas”, sin lugar a dudas una aseveración muy cierta, sin embargo también podríamos hablar de “Tal y como juegas, entrenas”.
En la gran mayoría de las ocasiones lo que más nos preocupa de la planificación es todo lo relacionado con las cargas y volúmenes. También damos dirección al entrenamiento acorde a observaciones hechas con anterioridad en las diferentes actuaciones de nuestros pupilos en sus respectivas competiciones semanales.
También hay entrenadores que siguen otra vertiente; que es la de enfocar su metodología con un gran porcentaje de trabajo de aspectos físicos o condicionales. No es que esté bien ni mal, pues al final cada cabeza es un mundo y el enfoque de cada entrenador es un libro de ideas para dar vida al desenvolvimiento de sus arqueros.
Pero ¿Qué pasa con el nivel de concentración que presentan los arqueros en el entrenamiento? ¿Nos hemos preguntado alguna vez como lograr que los tres o cuatro que están a nuestro cargo logren meterse al ritmo y al trabajo de manera optima logrando ese punto de concentración que le permita estar atento a cada desplazamiento bloqueo o recorrido adecuado?
Pienso que nuestra metodología muchas veces se vuelve monótona por diferentes razones o factores es importante que tomemos en cuenta, de manera que si tenemos 4 porteros a cargo   estén todos en movimiento e interactuando entre ellos, y no trabajar con 1 y los otros 3 recogiendo balones.
Debemos optimizar el tiempo y ver la forma de trabajar los fundamentos que se requieren con los tres o cuatro concentrados durante toda la sesión. ¿Cómo lograrlo? Desde hace ya 3 años el manejo de circuitos donde todos los porteros estén interactuando (ya sea ejecutando golpéos, conducciones,  desplazamientos, cambios de dirección etc…) se ha convertido en la base de mi metodología de trabajo.
Siempre con el objetivo de mejorar sus niveles de concentración, pues he notado que no solo están ejecutando la tarea si no que también están muy centrados en lo que se les pide y corrige. A la ves ellos saben que están contribuyendo a que si uno realiza bien el gesto que se le pide podrá facilitar a que su compañero pueda realizarlo al tener la oportunidad de observarlo.
Si logramos que en cada circuito, por pequeño que este sea, todos los porteros estén concentrados con la intensidad y movilidad necesaria durante el tiempo de entrenamiento establecido (respetando su recuperación), conseguiremos que cuando estén en partido mantengan siempre el estado de alerta contribuyendo al buen hacer del sistema del equipo.
En mi metodología de trabajo me ha funcionado y he podido verificar que se puede lograr un nivel de atención mayor, así como un optimo desarrollo de la técnica y de las cualidades físicas. Con esto no quiero decir que es lo mejor y convencer que esta sea la última palabra, pero si contribuir un poco con mi forma de ver el entrenamiento en pro de áreas de mejora,
Con esto evitaremos además la monotonía, que al final siempre lleva a la des-motivación y el estancamiento de los arqueros. Desde mi punto de vista personal y profesional, tomo en cuenta los siguientes puntos para el trabajo de estos circuitos:
1. Evitar lapsos de tiempos muertos. Es decir; que trabaje un arquero y los demás estén esperando.
2. Tener en cuenta siempre que dirección vamos a dar al entrenamiento, y a que debemos prestarle mas atención durante la sesión. Recordemos que la especificidad es importante para buscar el desarrollo adecuado en el entrenamiento.
3. La utilización de diversos materiales y no encasillarnos solo en platos y balones. Debemos tener en cuenta que hay una gran gama de material para ser utilizado. Se puede tratar de incorporar pelotas de diferentes tamaños, aros, balones ovoides etc… Todo ello enriquece y ayuda a que los entrenamientos sean mas productivos.
4. Cada circuito debe ser claro y sencillo, que permita al portero entenderlo con movimientos claros y bien trazados, de tal manera que al momento de realizarlo no provoque confusión y estancamiento.
5. Incluir trabajos con manejo de fundamentos técnicos con los pies así como técnica especifica de la posición.
6. Nunca debemos olvidarnos de incluir la coordinación en cada circuito ya que es fundamental.
Para finalizar quiero hacer hincapié al deber que tenemos, como entrenadores especializados en porteros, de procurar siempre ver la manera de que nuestros arqueros estén trabajando con ahincó y emoción, así como lograr en ellos la concentración necesaria para cada partido y entrenamiento. Esto siempre se logra con un entrenamiento divertido y variado . Espero que estas líneas sean de su agrado. Me despido deseando lo mejor a todos los lectores y tan solo queda agradecer, al que fuera el goalkeper coach de sundowns, que me otorgara de nuevo la oportunidad de escribir unas letras en la firma invitada de su web. ¡The Sky is The Limit!
Victor Alejandro García Acosta – Entrenador de porteros profesional – academiaporteroscee@hotmail.com

Comments are closed.