La comunicación entre el EdP y sus porteros, por David García Luque

Y tú ¿Con quién has empatado? Por Xabier Martín Nebreda
sábado 5 septiembre, 2015
El calentamiento pre – partido, por Víctor Alejandro García Acosta
lunes 19 octubre, 2015

La comunicación entre el EdP y sus porteros, por David García Luque

La intervención del entrenador de porteros, juega un papel clave en el establecimiento de relaciones con sus porteros. Su responsabilidad para intervenir en las correcciones en el entrenamiento, es absolutamente esencial en el proceso de enseñanza-aprendizaje  y se revela como la clave para que el comportamiento deseado del portero, pueda ser logrado.
Esta intervención debe guiarse por una sensibilidad y unos conocimientos que permitan una retroalimentación individualizada y ajustada a lo que cada portero necesita. Para ello, debemos comprender que cada portero es distinto, que cada portero está en un nivel, y tiene sus exigencias y sus preocupaciones, y como tal, tenemos que tratarlos.
Saber mencionar el cómo, el cuándo, el por qué y para quién va dirigido el diálogo en cada situación de entrenamiento, evoca una intervención exitosa por parte del entrenador de porteros. Además, afianza una capacidad para decir lo que es apropiado, en el momento adecuado, con una explicación lógica, a cada uno de los porteros, ya que es lo que necesita escuchar el portero en ese determinado momento para incorporar dicha información y rectificar la anterior.
La capacidad de transmitir y motivar a cada uno de los porteros con los que trabaja de una manera que ellos necesitan, hace reconocer la excelencia y competencia como entrenador de porteros, además de obtener un seguimiento y unas creencias en los diálogos establecidos. Debe guiar al portero hacia una eficacia absoluta y debe promover la creación de unas intenciones específicas de comportamiento.
No hay duda de que el entrenador de porteros, debe ser capaz de intervenir en el momento correcto y cuando sea esencial.  Por lo tanto, hay varios momentos para intervenir y algunos momentos, son más precisos que otros, ya que hay veces en que los porteros cometen errores o acciones mal interpretadas, que deben ser inmediatamente corregidas, y otros momentos en los cuales, los porteros se encuentran cabizbajos o encerrados en sus ideas y no son los momentos más adecuados para intentar llegar a un acuerdo.
Como conclusión, podríamos decir que los porteros, se dan cuenta cuando no son capaces de realizar lo que el entrenador de porteros quiere de ellos y cuando son capaces de detectar el problema, piden ayuda para superarlo. Esto, es lo que hace que los lleve a tener éxito; la humildad y las ganas de aprender de la mano por parte de ambos (entrenador de porteros y portero).
Por tanto, el entrenador de porteros, debe buscar la excelencia en cada acción de cada tarea que conforma el entrenamiento, para ayudar a sus porteros y aprender de ellos, ya que será crucial para lograr una mejora individual en lo que respecta a la evolución del trabajo de forma conjunta. ¿La frase del día de hoy? ”No hay sendero que lleve a una persona a hacer carrera más rápidamente y a crearse una buena reputación que la destreza del buen orador” (Philip D.Armour).
David García Luque @DavidGarcaLuque http://pasionentrelospalos.blogspot.com

Comments are closed.