Dando comienzo al segundo mes de trabajo en la República de Filipinas

Abordadas con éxito las primeras semanas de trabajo en Filipinas
martes 5 abril, 2016
El Global FC se proclama campeón de la UFL Cup 2016 de Filipinas
miércoles 20 abril, 2016

Dando comienzo al segundo mes de trabajo en la República de Filipinas

Tras mi llegada al país el pasado sábado 12 de marzo de 2016 ya hemos completado el primer mes de trabajo en Filipinas y esta misma semana hemos dado comienzo al segundo, que se alargará hasta el próximo viernes 15 de mayo. Fecha para la cual tengo prevista volar rumbo a mi hogar dulce hogar de la República Independiente de Bermeo, y que dará fin a este primer convenio de colaboración tanto con la selección nacional de Filipinas como con el Global F.C.
De momento la experiencia esta siendo muy positiva, tanto en lo deportivo como en lo personal, y la verdad es que estoy disfrutando muchísimo y estoy agradecido de lo que todo ello está aportando a mi vida. Sigo con el plan previsto y tras un primer mes, en el que mi objetivo ha sido el de ir asentado las bases y pilares fundamentales de mi método de trabajo, he dado comienzo a este segundo elevando el nivel de complejidad de las tareas a la vez que sigo reforzando y repasando todos los contenidos desarrollados anteriormente con objeto de que estos sean completamente interiorizados por los porteros.
Todo esto, atendiendo también los cuartos de final y la semifinales de la UFL Cup, competición de la que el Global F.C disputará la final este mismo sábado. La victoria daría al club billete para jugar competición internacional en Asia. Tal y como comentaba en artículos anteriores, el objetivo de este primer mes de trabajo ha sido el de comenzar a unificar los patrones técnicos y tácticos de los porteros con los cuales me encuentro trabajando, con la intención de asentar correctamente las bases sobre las cuales ir desarrollando el modelo de entrenamiento.
Lo que estoy haciendo es centrarme en algunos de los contenidos técnicos principales, en una especie de selección de aquello que considero más importante para comenzar a trabajar con los porteros, y que a su vez provoque un fuerte impacto y mejora en todos ellos.
Una selección de contenidos que ha quedado reducida a la técnica de carrera y desplazamientos, dominio corporal, técnica de caída, juego aéreo (junto con sus fundamentos), inicio de juego ofensivo mediante pase de mano y el juego con los pies (control, pase, golpeo). En todo este proceso hemos hecho también hincapié en la implementación de lo que yo llamo “cultura” de entrenamiento, que no es otra cosa de dotar de intensidad y de ritmo a todas y cada una de las tareas que realizamos. El objetivo de esta selección de contenidos es dotar a los porteros de las herramientas que más van a necesitar, y asegurarnos de su completa asimilación durante el proceso. Es algo que hice en África a mi llegada y que me dio muy buenos resultados.
Ahora, a pesar de los medios son infinitamente inferiores, la experiencia me va a ayudar a implementar el mismo modelo porque puedo hilar más fino en la selección de estos contenidos. Lo voy a explicar con un ejemplo que hace Anxo Pérez en su libro “Los 88 peldaños del éxito”, en el que hace referencia a su método de aprender a hablar chino en 8 meses con 30 minutos al día. Lo que hace también, en su modelo de enseñanza, es seleccionar los contenidos más importantes o los más básicos.
Es decir; cuando quiere enseñar los útiles de la cocina se centra en las palabras más básicas, como podrían ser vaso, plato, cuchillo, cuchara y tenedor. Deja a un lado palabras como coctelera, batidora, sacacorchos o abrelatas, que aumentarían los conceptos a enseñar pudiendo provocar una sobrecarga de contenidos que los alumnos son capaces de asimilar, y que a su vez podrían ralentizar o distorsionar el aprendizaje de lo “imprescindible” por una mera cuestión de tiempo y cantidad de información que las personas somos capaces de retener.
Tiene su lógica y su sentido, y es algo que puede ser trasladado a cualquier campo de enseñanza – aprendizaje. Sin ir más lejos, yo lo estuve haciendo durante mucho tiempo en África, y es un concepto sobre lo cual me habéis oído hablar en infinidad de ocasiones,  y a lo que siempre me he referido como la “esencia”. Pues bien, lo que estoy haciendo aquí es más o menos lo mismo.
Lo que hace este modelo es dotarme de la posibilidad de tener un gran impacto en los porteros de forma muy rápida. Algo de lo que ellos mismoson conscientes con el paso de tan solo dos sesiones de entrenamiento, y que provoca en ellos una especie de gran “subidón” de autoestima que nos ayuda terriblemente en todo este proceso. Lo que hago es provocar y generar las condiciones para que ellos sigan “retro- alimentándose” durante los entrenamientos.
¿Cómo? Seleccionando muy bien las tareas y contenidos, y siendo muy específico y concreto a la hora de realizar las correcciones. ¿Qué quiero decir con “ser concreto”? Pues no realizar muchas correcciones e hilar muy fino cuando se esta corrigiendo. Dar con la tecla adecuada para con la menor información posible provocar mayor de los impactos. Para mis correcciones aplico el mismo patrón que el empleado en el modelo de enseñanza – aprendizaje y en la selección de contenidos. Me centro en las correcciones básicas, en aquellas que van a tener un mayor impacto. Y cuando estas son asimiladas, voy realizando otras que tienen cada vez más profundidad.
Por ejemplo; si hago 3 series de una misma tarea en la primera serie corrijo lo principal, en la segunda lo secundario y en la tercera voy a por matices más concretos. No dejo nada al azar, y aunque muchas veces trabajo improvisando (sobre la marcha), tengo todos los cabos bien atados. Os aseguro que en tan solo 20 minutos se pueden provocar grandes cambios de esta manera. Cambios muy notables, que ayudan terriblemente en el proceso porque hacen que los porteros crean y confíen en el modelo.
Indudablemente, todo este proceso hace que tengas que sacarlos de su zona de confort, de abrir su ángulo de visión, algo que a menudo les hace sentirse vulnerables y que puede ocasionar conflictos, pues a veces no queremos hacer las cosas bien porque eso supone reconocer que las hacemos mal. Y claro, eso nos toca el ego.
Cosa que también nos sucede a nosotros, los entrenadores, no es solo cosa de los jugadores. Y para ser aún más sinceros, nos sucede también a los seres humanos como padres, como amigos, como pareja, como trabajadores etc… Más adelante este segundo mes daré continuación al proceso conectando conceptos que durante el primer mes he ido introduciendo de forma aislada para su correcta asimilación.
Es decir, iré conectando tareas y contenidos de entrenamiento de forma más compleja, pero siempre hilando muy fino de forma que ellos puedan seguir “retro-alimentándose” en el proceso. Dicho de otra manera, sigo generando esos mismos estados de “Flow” pero en niveles superiores mediante tareas más exigentes, de ahí que necesito hilar muy fino en cuanto a la forma en la cual diseño esa progresión.
Es por eso que voy trabajando sobre la marcha, pues no se como van a asimilar las tareas hasta que las realizan, y tengo que ir retocándolas en “directo”. Vamos a ver si en un siguiente artículo, os hablo un poco de los medios de los cuales dispongo para desarrollar todo este modelo. Medios, os aseguro, que están muy por debajo de los que dispone cualquier equipo de la tercera división en España, pero que por otro lado jamás pueden ser utilizados como excusa para realizar el trabajo, a pesar de que indudablemente lo condicionan. ¿La frase del día de hoy? “La inteligencia consiste no solo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica” (Aristóteles). Desde Filipinas como siempre con amor mucho, mucho amor el “Profe”, también conocido por algunos, solo por algunos, como Jon Pascua Ibarrola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *