Inmerso de lleno en el trabajo con la selección nacional de Filipinas

Tras aterrizar en Manila el pasado sábado 1 de octubre ya estoy de nuevo inmerso de lleno en el trabajo con los Azkals, nombre con el cual también se conoce a la selección nacional de Filipinas. Esta vez no hubo madrugón y tuve la suerte de poder descansar todo una noche antes de hacer frente a la sesión de entrenamiento de la tarde de ayer domingo.
Y al contrario también que en la anterior ocasión, no tendremos tanto tiempo para entrenar pues este mismo viernes día 7 de octubre disputaremos nuestro primer encuentro amistoso (de los dos que hay programados) frente a la selección de Bahréin. ¿El segundo? Nada menos que 3 días más tarde, concretamente el 10, frente al combinado de Corea del Norte.
Así pues no serán más que cinco las sesiones de las que dispondremos para preparar al equipo, que ya bien podrían considerarse cuatro pues la última, la del jueves, es la del prepartido. El contexto me obliga a ir directo al sota, caballo, rey y dividir en tres grandes bloques el tiempo de trabajo específico del cual dispongo antes de que estos se incorporen al grupo para las habituales tareas integradas.
La sesión de ayer domingo la he dedicado prácticamente a realizar tareas de tiro en portería, integradas junto con un trabajo de motricidad, velocidad, propiocepción, coordinación, equilibrio y agilidad.
El resto de la semana (de aquí hasta el miércoles) dividiré los contenidos en tres grandes bloques. En el primero de ellos los contenidos de entrenamiento serán  los fundamentos y blocajes aéreos y el inicio de juego ofensivo mediante pase de mano y de volea. Sin olvidar un trabajo de velocidad y motricidad integrado junto con los fundamentos.
En el segundo bloque introduciré contenidos de juego con el pie simulando un sin fin de situaciones técnico tácticas similares a las que los porteros pueden encontrarse en la competición: Control, pase interior, pase empeine, golpeo, despeje etc… Y finalmente en un tercero realizaré una gran cantidad de tareas de técnica aplicada en las cuales simularemos también todo tipo de acciones, tanto defensivas como ofensivas, que se pueden presentar en la competición.
¿La última sesión, la de la víspera del partido? Pues la negociaremos atendiendo al desarrollo de lo que van a ser las sesiones de la semana, el tiempo del cual dispongamos y el estado físico y psicológico de los porteros. Y cuando hablo de negociar, en este caso, me refiero más a un ¡Ellos mandan!. Refiriéndome a ellos como a los tres porteros que en estos momentos se encuentran en el stage de concentración que son: Patrick Deyto, Roland Muller y Nick O´Donnell.
Neil Etheridge, portero que hasta el momento estaba ocupando la titularidad de la portería filipina, no ha sido convocado al no poder participar este en la próxima Suzuki Cup 2016 al no estar esta competición incluida dentro del calendario FIFA y encontrarse este jugando en la League One inglesa. Así pues ya tenemos el concepto de lo que será la semana más que claro y tan solo me queda citar aquella famosa expresión de Hannibal, cerebro del “Equipo A”, que decía: “Me encanta que los planes salgan bien”.
¿La frase del día de hoy? “La mitad está hecha cuando tienen buen principio las cosas” (Fernando De Rojas). A pesar de que como dijo Dennis Lehane: “Hasta que no se llevan a cabo, los planes no son más que sueños”. Y yo, sin duda alguna, soy más de esos tipos que tienen planes en lugar de solamente sueños y esperanzas. Desde Manila como siempre con amor mucho amor el “Profe”, también conocido por algunos, solo por algunos, como Jon Pascua Ibarrola.
Foto: Con Thomas Dooley, seleccionador nacional de Filipinas, durante una sesión de entrenamiento (Foto: Futbolera PH).

Comments are closed.