Que pase la Navidad y lleguen los 364 días de amor y felicidad del año

Y una vez más por fin llegamos a la fecha señalada, esa en la que todos te abrazan, te besan, te quieren, te aman y te dicen aquello de “Feliz Navidad”. Pues lo siento, un servidor este año os va a desear justo lo contrario: una triste Navidad pero felices 364 días del año. Días que son los que tenemos que vivir con amor y no esperar a que lleguen los socorridos 24 y 25 de diciembre para enviar ese WhatsApp o ese SMS que no ha salido de nuestro celular durante todo el año.
Perdonar que sea un aguafiestas pero es que uno ya tiene una edad para no hacerse trampas jugando al solitario. Disfruto terriblemente viviendo mi vida desde el amor 364 días al año, y las navidades las vivo de la misma manera y con el mismo sentimiento. Ni más, ni menos. Incluso añadiría que me hace más ilusión enviar o recibir un mensaje cualquier día del año excepto hoy.
Pero no se preocupen que cuando los recibo soy bien agradecido y hasta contesto. Aunque no siempre, pues esto me obligaría a estar todo el día conectado al teléfono. Si no lo hago al momento alguno siempre se me pasa. Perdonen ustedes, lo hago sin ninguna mala intención. Nunca la tengo.
No obstante un año de estos quizás debería estirarme un poco y comprar un regalo. Sería el primero en muchos, muchos años. Tantos que ya ni recuerdo cuando he hecho uno durante unas Navidades, Reyes o incluso en unos cumpleaños. Tampoco los recibo, por aquello de que tal y como hace siempre mi padre digo que no necesito nada, tan solo amor y cariño. Algo que realmente recibo, y me satisface más que cualquier cosa material.
Quizás me lo tenga que mirar pero no puedo ocultar que no me gustan la Navidad, ni San Valentín, ni el Día del Trabajador, ni el de la Mujer, el de todos los Santos etc. Este último sobre todo porque el que me trajo al mundo también me enseño que a los muertos hay que tratarlos bien en vida.
Tampoco me gustan los funerales, por lo menos los que realizamos en nuestra cultura. Sí los de Sudáfrica, por ejemplo, en los que se celebra la vida del fallecido y se cuentan miles de anécdotas de este mientras se realiza la despedida. Es por eso que les digo que, a un servidor, no se olviden de quererlo y amarlo esos 364 días de los cuales hablo. Días que son, en definitiva, la parte más importante del año.
¿La canción de hoy? “Love will find a way” (el amor encontrará un camino). “En un mundo perfecto, uno que nunca hemos conocido, nunca nos enfrentaríamos al mundo solos, por eso en algún lugar secreto de mi corazón se que el amor encontrará el camino”. Una canción, por cierto, que llevo tatuada en mi cuerpo. ¿La frase del día de hoy? “El enamorado de un alma bella permanecerá fiel durante toda su vida, porque ama una cosa permanente”. Desde Bermeo como siempre con amor, mucho amor ese que algunos, solo algunos, conocen como Jon Pascua Ibarrola.

Comments are closed.